(Sin fines de lucro)

miércoles, 24 de agosto de 2016

Brasil anota déficit de cuenta de USD 4.500 millones

Brasil registró un déficit de cuenta corriente de 4,050 millones de dólares en julio, que llevó a 27,900 millones el rojo en 12 meses, equivalente a 1.57% del PIB, informó el martes el banco central.

El déficit entre lo que el país gastó y recaudó en sus transacciones internacionales de julio fue menor que el registrado hace un año, cuando tuvo un saldo negativo de 5,684 millones de dólares.

Los ingresos generados por el turismo extranjero en Brasil se mantuvieron estables (-0.4%), con ingresos de 466 millones de dólares, mientras que los gastos de los brasileños en el exterior cayeron 18.8% al ubicarse en 1,362 millones de dólares.

Según el Banco, el país recibió en junio 78 millones de dólares en inversiones directas, muy por debajo de los 5,993 millones del mismo mes de 2015.

Las autoridades del Banco Central explican este bajo resultado como un fenómeno "puntual" debido a una operación específica del sector financiero, que la prensa especializada apunta como la compra de la subsidiaria brasileña del banco HSBC por parte del banco local Bradesco.

No obstante atravesar la que podría ser su peor recesión en casi un siglo, Brasil logró achicar su déficit de cuenta corriente de 2.92% de PIB de enero al actual 1.57%, una notoria mejora del principal rubro de la balanza de pagos que registra las transacciones monetarias con el resto del mundo, incluidos servicios e inversiones.

En el 2015, el déficit en cuenta corriente había ascendido a 58,882 millones de dólares, equivalente a 3.32% del PIB.

Con el desempleo en niveles récord, la inflación rozando los dos dígitos y un gigantesco déficit fiscal, la economía brasileña se contrajo 3.8% en el 2015 y según las previsiones del último reporte del Banco Central en base a operadores del mercado, se contraerá otro 3.2% este año.