(Sin fines de lucro)

jueves, 18 de agosto de 2016

Diputados aprueban aumento de 4 al 10% del IVA a ensambladoras

La Cámara de Diputados aprobó la modificación de los artículos 7° y 8° de la Ley N° 4.838/12, que establece la política automotriz nacional”, con lo cual las ensambladoras de motocicletas deberán tributar la totalidad del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya que con la norma vigente, tributan solo el 4  por ciento.

Fue durante la sesión ordinaria de ayer miércoles. La mayoría de los liberales estuvieron en contra del proyecto.
El diputado Mario Cáceres explicó, como proyectista, que las empresas ensambladoras de motos fueron beneficiadas con el régimen de maquila desde el año 1994, a fin de cumplir con una función social y contribuir y proporcionar transporte alternativo a los sectores con menores ingresos económicos.
Indicó que con la modificación se pretende  modificar la base imponible que afecta la importación de bienes (moto partes), con lo cual el impuesto aplicado será del 10 por ciento y ya no el 4  que actualmente afecta a estos bienes.
Asimismo, se pretende modificar el IVA de todas las enajenaciones de motocicletas producidas y ensambladas por las empresas beneficiarias de la citada Ley, por lo que la base imponible será del 100  por ciento.
Dijo que las empresas dedicadas a la producción del ensamblaje se encuentran bien consolidadas, ya que transcurrieron 18 años de la aplicación de esta Ley y ya cumplió, por ende, con su reforma social.
A su turno, el legislador liberal, Celso Kennedy, vocero de la Comisión de Industria, Comercio, Turismo y Cooperativismo, detalló que el órgano asesor decidió recomendar el rechazo, pues consideran que esta iniciativa atentaría contra la seguridad jurídica de los inversionistas.
“Lo único que haremos con esto es que lo que prometemos por Ley a posibles inversionistas, bajos incentivos fiscales, luego lo modificamos y esas garantías a los inversionistas de nuevo cambian con otra Ley. Con ello, no estamos ofreciendo ninguna seguridad jurídica dentro del clima de negocios en nuestro país”, argumentó.
Por su parte, el congresista Dany Durand expresó, entre otros puntos, que el IVA lo pagará el consumidor y no las ensambladoras. “El IVA se traslada a la persona que compra; normalmente, las motos la compran las personas que necesitan transportarse a sus lugares de trabajo, lastimosamente se va a recargar a la persona que lo compra; esto no va a cambiar y que hayan menos accidentes, en todo caso, se tendría que pensar en la aplicación de un seguro obligatorio”, afirmó.
Por su parte, la legisladora Rocío Casco (AP-Central), refirió que si bien acompañó esta iniciativa como una de las proyectistas, ante la gran carga para el erario público que representa la cantidad de accidentes, le hubiese gustado introducir modificaciones estableciendo que el IVA no lo pague el consumidor final.
Finalmente, después de una extensa discusión se resolvió aprobar el documento y el mismo fue remitido al Senado para su consideración, según informa prensa de la Cámara de Diputados.