(Sin fines de lucro)

viernes, 9 de septiembre de 2016

Cartes agradece contribución de migrantes japoneses al desarrollo del Paraguay

El presidente de la República, Horacio Cartes, destacó este viernes la contribución del Japón y de los migrantes japoneses al desarrollo del Paraguay, durante el acto de celebración del 80º aniversario de la primera inmigración japonesa organizada al Paraguay, que contó con la presencia de su alteza imperial, la princesa Mako.

Durante el acto oficial realizado en el Salón João Havelange del Centro de Convenciones de la Conmebol, el presidente Cartes expresó que el Paraguay está muy honrado por la visita de su alteza imperial, la princesa Mako, y destacó “el cariño, la admiración y el respeto hacia los japoneses”.
Recordó que el 25 de junio de 1936 llegaron a una llanura situada a unos 130 kilómetros de Asunción, hoy distrito de La Colmena, cuatro familias japonesas compuestas de 33 personas que iniciaron el flujo de inmigración japonesa al Paraguay que hasta 1941 ya había llegado a 123 familias, con un total de 720 personas.
Destacó que los colonos se dedicaron a la producción agrícola a pesar de la entonces precaria infraestructura y que gracias al trabajo y el sacrificio “se ganaron la confianza y la simpatía de la ciudadanía paraguaya” y convirtieron sus colonias en “prósperos y pujantes distritos del Paraguay”. Entre ellos mencionó las colonias Federico Chávez, Fram, La Paz, Pirapo, en el departamento de Itapúa, y otras de Amambay y Alto Paraná.
“Todas estas localidades son hoy prósperos y pujantes distritos del Paraguay donde se ha producido una ejemplar integración y en los cuales se nota el sello del trabajo, la cultura de la familia y el ejemplo de la disciplina para progresar y ofrecer un mejor porvenir a sus hijos”, valoró el mandatario.
El presidente refirió que los inmigrantes japoneses suman en la actualidad aproximadamente 10.000 personas, incluyendo a sus descendientes, y que la mayoría ha permanecido en las antiguas colonias dedicándose a la agricultura “y esmerándose a contribuir al desarrollo de sus familias y del propio Paraguay”.
Cartes afirmó que “ha sido notable la cooperación del Japón al desarrollo económico y notable del Paraguay, a través de un fluido y muy cordial intercambio en todos los rubros” y agradeció la inmensa gratitud hacia la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), “con cuyo apoyo construiremos el próximo corredor de exportación de la región Oriental”.
Finalmente Cartes valoró el hecho de que Paraguay sea probablemente el país más visitado por miembros de la familia imperial japonesa y recordó la visita oficial del entonces príncipe Akihito, en1978, del príncipe Hitachi en 1986, del príncipe Akishino, en 2006, y la actual visita de la “culta y delicada” princesa Mako.
El mandatario concluyó su discurso afirmando que “el cariño, la admiración y el respeto hacia los japoneses forman parte del sentimiento paraguayo por ya varias generaciones”.
Por su parte, la princesa Mako agradeció la hospitalidad del Paraguay por recibir con los brazos abiertos a los inmigrantes japoneses y expresó el respeto a los inmigrantes japoneses y sus descendientes por su contribución al desarrollo del Paraguay a través de una serie de esfuerzos continuos y por jugar el papel de puente de amistad entre Japón y Paraguay.