(Sin fines de lucro)

martes, 20 de septiembre de 2016

Paraguay podría exportar soja a China

La reciente compra de Syngenta por parte de ChemChina aumentó las probabilidades de que Paraguay exporte soja al gigante asiático en el corto plazo, teniendo en cuenta que esa transacción convirtió a la empresa en una inversión china en Paraguay, expuso Sonia Tomassone, especialista en comercio internacional de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO).

“Paraguay se ha vuelto muy atractivo para el mundo. Se ha hecho una campaña de marketing muy importante para cambiar la imagen y los resultados se están viendo con la llegada de nuevas industrias, no solo agrícolas sino en todos los sectores”, mencionó.

China Continental es el mayor importador de soja el mundo y Paraguay que es el cuarto mayor exportador de la oleaginosa ya aparece en su mapa de inversiones a pesar de que ambos todavía no entablan relaciones diplomáticas. Esto se evidencia también con la llegada del Grupo Cofco (China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation), que es el más grande de ese país en procesamiento de alimentos, fabricación y comercialización.

“Este año más de 23 empresas nuevas se incorporaron al circuito de exportación de soja después de que antes solo había 10 y de las cuales cinco eran para suplir al mercado brasilero. Prácticamente, las exportaciones estaban en manos de cinco empresas y eso está cambiando”, dijo.

Tomassone destacó que a nivel local, las cooperativas paraguayas que antes solamente vendían los granos a las multinacionales, ya son exportadores directos a destinos finales. Valoró la existencia de un libre mercado en Paraguay donde la competencia beneficia al productor.

“La soja y sus derivados y los productos complementarios como el maíz y el trigo son el 65% de las exportaciones. Tenemos 13 nuevos astilleros. Paraguay volvió a ser uno de los grandes en Sudamérica en construcción de barcazas. Si no existiese la soja no habría nada que exportar con ese volumen. La cuestión es, ¿Realmente la soja no genera mano de obra?”, dijo.

Entre las empresas nuevas que arribaron a Paraguay están CHS que es un grupo de cooperativas norteamericanas y Sodrugestvo Paraguay S.A. de Rusia, que anunció hace un año la inversión de US$ 50.000.000 para la adquisición de terminales portuarias graneleras en Concepción, Hohenau, Rosario y San Antonio así como su fusión con Gical S.A. que posee uno de los principales almacenes de depósito de granos del país.

La ola de fusiones de la industria agrícola también llegó a Paraguay. Con la compra de Syngenta por parte de ChemChina y con un Paraguay “más competitivo e interesante”, se abren las posibilidades de exportar soja a China, concluyó Sonia Tomassone, especialista en comercio internacional de CAPECO.
Fuente: UGP