(Sin fines de lucro)

viernes, 16 de septiembre de 2016

Relación ingresos tributarios y gastos salariales baja a 70.5% en agosto 2016

La relación ingresos tributarios y gastos salariales registran una reducción al alcanzar 70.5%en agosto de 2016 con respecto al mismo mes del año anterior.
 Esto significa que de cada G. 100 que se recauda en concepto de impuestos, G. 70.5 son destinados para el pago de salarios, cuando que en el 2012 esta relación era de G. 76.1 y en el 2013, G. 82.4, de acuerdo con el Informe de Situación Financiera (Situfin) de la Subsecretaría de Estado Economía (SSEE) del Ministerio de Hacienda. Ver cuadro

Esta reducción de gastos rígidos permite destinar mayores recursos para inversiones y para sectores vulnerables, como los programas sociales emblemáticos Adultos Mayores y Tekoporá, que si se comparan con el 2013 muestran un crecimiento importante y se mantienen con relación al año anterior.

En este contexto cabe mencionar que la estructura del Gasto de la Administración Central disminuye en proporción a los gastos en servicios personales. De 48.2% de los gastos totales en el 2012, la proporción de recursos destinados a salarios bajó a 42.6% en el 2016; mientras que la proporción de los recursos para inversiones subieron de 9.5% a 13.2%, y para las prestaciones sociales aumentaron de 12.2% a 13.3%, respectivamente.

En términos reales el gasto salarial al cierre del segundo cuatrimestre del 2016 presenta una variación negativa de -3.3%, lo cual es bastante importante y fundamental para el resultado fiscal a fin de año, explicó Humberto Colmán, director de Política Macrofiscal de la Subsecretaría de Estado Economía (SSEE) del Ministerio de Hacienda. El casi nulo crecimiento del gasto salarial en los últimos años explica el menor aumento del gasto total de la Administración Central.