(Sin fines de lucro)

lunes, 24 de octubre de 2016

Cambios en Brasil y Argentina han atraído inversiones a América Latina

Andrés Velasco, ex ministro de Hacienda de Chile, participó este miércoles en la sesión inaugural del VI Foro Multilatinas, organizado por AméricaEconomía en su 30° aniversario.

Velasco expuso la conferencia magistral de la primera jornada del foro "Las Multilatinas frente a un mundo en profundo cambio", a través de un discurso ágil y dinámico donde destacó que la región cuenta con rayos de luz en la actualidad, ya que los mercados emergentes han capturado nuevamente la atención de inversionistas internacionales, particularmente en el caso Sudamérica, por el cambio de rumbo que han registrado los dos grandes drivers de la zona: Brasil y Argentina.

Velasco añadió que las administraciones de esos países han dado un aire de optimismo a los círculos económicos, lo que se ha visto potenciado también por un debilitamiento de los gobiernos populistas.

Sin embargo, el ex candidato presidencial sostuvo que si bien hay optimismo, se debe tener cuidado, ya que esta vuelta del interés de los inversionistas internacionales en la región –la que calificó de sorpresiva para las expectativas de la evolución de los commodites regionales que existían- respondería a una situación circunstancial, porque los países de la región no tienen políticas que generen y sostengan altas de tasas de crecimiento en el largo plazo. Un ejemplo de aquello es el caso chileno, donde debiera quebrarse la continua dependencia de las exportaciones de cobre.

Velasco sostuvo además que ese alto interés por la región también responde a que las distintas regiones del mundo -como EU, Europa o Asia- pasan por un mal momento, lo que transforma a Latinoamérica en una zona de cierta tranquilidad política, donde se observa la posibilidad de que el fenómeno populista se encuentre en retirada.

Andrés Velasco afirmó, finalmente, ante un concurrido auditorio, que espera que el debilitamiento del populismo en la región permita a los gobiernos locales concentrarse en los reales problemas para el desarrollo de los países.