(Sin fines de lucro)

viernes, 21 de octubre de 2016

China creció 6.7% en el tercer trimestre

El crecimiento de la economía china se mantuvo estable en el tercer trimestre, según la cifra oficial publicada por las autoridades. Este tenue respiro se debe al mercado inmobiliario y a un inquietante aumento del endeudamiento.

El Producto Interno Bruto (PIB) chino registró una expansión de 6.7% interanual para el periodo de julio a septiembre, al igual que en el primer y segundo trimestres, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas. Esta cifra oficial, es levemente superior a la previsión de un panel de analistas consultados por AFP que pronosticaba una expansión de 6.6 por ciento.

China parece estar en condiciones de alcanzar el objetivo de un crecimiento anual entre 6.5 y 7%, pero al precio de un exceso de créditos baratos que pueden debilitar el sistema financiero.

De hecho, la espectacular recuperación del mercado inmobiliario, con alzas de hasta 40% del metro cuadrado en los edificios nuevos, cumplió un papel clave. El sector inmobiliario y la construcción representan alrededor de 15% del PIB y en los últimos meses contribuyeron al rebote de la actividad manufacturera.

Sin embargo, eso no fue suficiente para recuperar la producción industrial en su conjunto. En septiembre, aumentó 6.1% anual, menos de lo esperado.

Los especialistas consultados advierten que la política de reactivación a través del endeudamiento implementada en el 2014 puede descarrilar. La deuda pública y privada china ronda 250% del PIB, lo que hace temer una crisis financiera.

Mientras tanto, China se esfuerza por reequilibrar su modelo económico reduciendo las colosales sobrecapacidades que lastran la industria, eliminando las empresas públicas fuertemente endeudadas e incentivando el consumo interno y el sector de los servicios.

Pero la transición tiene un costo: el crecimiento chino cayó en el 2015 a su nivel más bajo en un cuarto de siglo (6.9%) y podría caer en el 2016 a 6.6 por ciento.