(Sin fines de lucro)

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Jóvenes emprendedores ofrecen cerveza de mandioca y cedrón paraguay

Dos jóvenes hermanos decidieron emprender en el negocio de la fabricación de cervezas artesanales, dando inicio a “Herken”, una de las empresas ganadores del proyecto de “Fortalecimiento y desarrollo para microempresarios”, otorgado por la entidad Itaipú Binacional con apoyo de la Unión Industrial del Paraguay (UIP).

Los hermanos Augusto y Ernesto Stanley son los responsables de la marca Herken, que elabora cerveza artesanal con base en elementos autóctonos.
Durante una entrevista con Radio Nacional del Paraguay manifestaron los inicios de su trabajo y lo que los llevó a realizar una cerveza de mandioca y cedrón paraguay.
“Nos dimos cuenta de que nosotros no teníamos como país una cerveza, con nuestro sabor, así es que probamos e hicimos una cerveza con almidón de mandioca, cedrón paraguay y cascara de apepu, conocida como paraguayan ale (cerveza tipo paraguay). Porque los otros productos que normalmente se usan en la cerveza no se consiguen acá, porque necesitan para crecer de unos 15 grados”.
Sobre el sabor manifestaron “al principio la gente piensa que tendrá sabor a mandioca, pero no, es muy refrescante”.
“Es un sabor donde la harina de mandioca se transforma en el alcohol y le da un buen sabor, incluso experimentamos con menta’i y el sabor era aún más fresco”.
El negocio inició luego de que los hermanos viajen por el mundo participando en competiciones de atletismo. En uno de sus viajes probaron la cerveza belga, lo que los llevó a experimentar por su cuenta realizando pequeñas producciones.
Luego aumentaron los pedidos de producción, contrataron más personal y llegó la habilitación de la cervecería por parte del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAM). Ahora cuentan con un acuerdo de venta en Casa Rica de botellas de la marca.
Los empresarios manifestaron que para pensar en ganancias dentro de la industria cervecera se considera cuando una producción de 5.000 litros es posible. Actualmente, su empresa elabora 3.000 litros, y esperan cerrar el año llegando a los 4.000 litros.
El desafío para la empresa es exportar, pero para ello deben superar la cantidad de producción y pensar en los mercados.
Pero los hermanos Stanley destacan que el mayor desafío para ellos es mantener la calidad, ya que también valoraron que la competencia en el sector es cada vez mayor.
El proyecto de “Fortalecimiento y desarrollo para microempresarios” tuvo la finalidad de apoyar a los pequeños emprendedores, con un capital semilla de 52 millones de guaraníes, no reembolsables, para ayudar a la sustentabilidad de las microempresas.