(Sin fines de lucro)

martes, 1 de noviembre de 2016

Paraguay propone avanzar en competitividad impulsando reformas estructurales

Innovación, creatividad y desarrollo de conocimiento son industrias que generarán desarrollo en Paraguay, según expresó el ministro de Hacienda, Santiago Peña Palacios, durante el conversatorio “Desafíos para Mejorar el Clima de Negocios y la Competitividad en Paraguay”. 


Agregó que el país debe crecer gracias a procesos internos y no de procesos coyunturales externos, para lo cual requerirá avanzar en una agenda de competitividad, marcada con reformas estructurales y un cambio en los modelos de gestión.

Además del ministro Peña, participaron del evento Yan Speranza, presidente del Club de Ejecutivos del Paraguay; Bruno Defelippe, director ejecutivo del Grupo KogaImpact Ltd; David Tinel, gerente regional de la Corporación Financiera Internacional para el Cono Sur del Banco Mundial; y Alvaro Quijandría, gerente de Comercio y Competitividad del Banco Mundial.

En otro momento, el secretario de Estado remarcó que Paraguay ha permanecido bien posicionado dentro del contexto regional, aunque hay mucho por mejorar. Instó al sector privado a empoderarse de las reformas introducidas.

A su turno, Speranza propuso que todos los sectores se involucren en la agenda de acciones, desde sus propios espacios en la sociedad. Asimismo, Defelippe coincidió en la propuesta afirmando que hay que incluir a todos los sectores. “Las más emprendedoras e innovadoras son las mujeres, estamos perdiendo 50% de productividad al dejar fuera a las mujeres”, añadió.

Por su parte, Quijandría indicó que la competitividad dejó de ser un tema importante a ser un tema urgente que atender, lo cual hizo que los países hayan comenzado a buscar nuevas fuentes de crecimiento y de diversificación. Los países que cuentan con mayor inversión son aquellos que lograron entender su clima de negocios y competitividad.

En su intervención, Tinel manifestó que la competitividad trae una focalización sobre temas de creatividad e innovación, considerando que un país sin competitividad tiende al inmovilismo. “Paraguay tiene potencial en área energética y el sector agropecuario, pero también hay un sector empresarial joven interesado en explotar otras áreas y eso se logra con competitividad, la cual atrae inversiones no solo extranjera sino también cataliza la inversión y capital humano local en nuevas áreas productivas que permiten el desarrollo del país”, destacó.

Los expertos del Banco Mundial exhortaron a las autoridades del Gobierno a incrementar esfuerzos por avanzar en una agenda de competitividad, involucrando a todos los sectores con espacios de debate.