(Sin fines de lucro)

martes, 15 de noviembre de 2016

Paraguayos dedican 56% de su tiempo al trabajo remunerado

Del total de horas semanales de trabajo de la población de 14 años y más de edad, el 56 por ciento es dedicado al trabajo remunerado (trabajo en la ocupación principal y traslado), mientras que el 44 por ciento al trabajo no remunerado, según la encuesta sobre “Uso del Tiempo en Paraguay 2016″ (EUT), presentado este lunes.


La encuesta, según publica el sitio www.ip.gov.py, sobre uso de tiempo consiste en el relevamiento de datos sobre actividades remuneradas y no remuneradas. El objetivo es generar información que permita conocer la distribución del tiempo de hombres y mujeres en actividades remuneradas, no remuneradas y personales. Es una herramienta que conduce al desarrollo o modificación de políticas públicas y acciones específicas basadas en evidencia empírica para la reducción de las desigualdades en empleo, educación, salud y las respectivas a la erradicación de la pobreza.
El estudio concluye que, analizando la distribución por sexo, se observa un comportamiento diferente ya que mientras que los hombres dedican el 75% de su tiempo a actividades remuneradas, las mujeres le dedican el 61% de su tiempo a actividades no remuneradas.
En cuanto a horas de trabajo, la población de 14 años y más de edad dedica semanalmente a actividades remuneradas en promedio un total de 45,9 horas. Los hombres reportan un promedio de 49,5 horas mientras que las mujeres 40,4 horas semanales. La brecha entre hombres y mujeres es alrededor de 9 horas.
En las actividades no remuneradas se registran un total de 21,1 horas semanales en promedio. Las mujeres dedican 28,7 horas, mientras que los hombres 12,9 horas semanales en promedio.
En cuanto al tiempo promedio semanal dedicado a actividades domésticas no remuneradas, se registra un promedio de de 12,6 horas semanales con una brecha importante por sexo. Mientras los hombres dedican en promedio de 5,3 horas a la semana, las mujeres reportan un promedio de 18,3 horas.
La carga de tiempo que dedican a actividades de cuidado a miembros del hogar de manera exclusiva es alrededor de 10,6 horas semanales, siendo la carga horaria de las mujeres casi el doble de los hombres, 12,9 y 7,5 horas semanales, respectivamente.
Las personas que realizan actividades agropecuarias exclusivamente para autoconsumo del hogar dedican semanalmente un promedio de 9,2 horas. Los hombres reportan un promedio de 13,2 horas, mientras que las mujeres 6,0 horas semanales.
Estos resultados son producto de un trabajo de investigación que abarcó todo el territorio nacional, excluyendo a los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, cuyas poblaciones representan menos del 2% de la población total del país.
La metodología del trabajo desarrollado en las encuestas utilizó como muestra a 4.272 viviendas visitadas, con afijación proporcional para los estratos urbanos y rurales a personas de 14 años y más de edad que residen habitualmente en viviendas particulares.
En la oportunidad también se dio a conocer el tiempo que hombres y mujeres destinan para trasladarse hasta el lugar de la ocupación principal, a las actividades domésticas, de cuidado de personas con dependencia y discapacidad, a las actividades agropecuarias para consumo del hogar, al apoyo a otros hogares y a la comunidad, así como a las actividades personales.
La presentación estuvo a cargo de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) dependiente la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP). La EUT se realizó en el marco del convenio de cooperación interinstitucional entre el Ministerio de Hacienda (MH) y la DGEEC financiada por la Cooperación Técnica No Reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
La presentación fue realizada por la directora general de la DGEEC, Elizabeth Barrios y contó con la presencia de autoridades públicas. Por la STP el ministro secretario ejecutivo, José Molinas Vega, del Ministerio de Hacienda, la viceministra Lea Giménez y el representante en Paraguay del BID, Eduardo Almeida, quienes brindaron palabras de apertura.