(Sin fines de lucro)

jueves, 10 de noviembre de 2016

Sube el precio del Petróleo

Los precios de los futuros de petróleo avanzaron el lunes y terminaron con una racha negativa de seis días. El West Texas Intermediate (WTI), ganó 1.86% para ubicarse en un precio de 44.89 dólares por barril.

El Brent Mar del Norte, principal referencia del petróleo en Europa, subió 1.25%, comparado con el cierre del viernes, a 46.15 dólares por barril.

“Una parte de esta firmeza viene de otros mercados”, estimó Oliver Sloup de iiTrader.

“Es un alza general debida a la situación sobre los correos electrónicos de Clinton”, aseguró Bob Yawger de Mizuho Securities USA, quien estimó que la demócrata “tiene más posibilidades de salir vencedora en la elección presidencial que a la inversa, lo que empujó los mercados al alza”.

El sector de energía del S&P 500, en Wall Street, ganó la jornada 1.90% impulsada por las alzas de compañías como Schlumberger, Exxon Mobil y Chevron.

El petróleo, se benefició de un incremento de la confianza de los inversionistas, que prevén nuevamente una victoria de Hillary Clinton tras el anuncio del FBI de que no había motivos para presentar una demanda por el caso de los correos electrónicos de cuando Clinton era secretaria de Estado.

La posibilidad de un triunfo de Trump había inclinado a los mercados a evitar los activos de mayor riesgo, mientras que la elección de la candidata demócrata sería una señal de estabilidad y continuidad.

Un impulso para los precios provino de las declaraciones del secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammed Barkindo, quien aseguró que el grupo está comprometido con un acuerdo de recorte de producción, que pactó en Argelia en septiembre.

“Nosotros como la OPEP seguimos comprometidos con el acuerdo de Argelia. Los 14 países de la OPEP seguimos comprometidos con la implementación”, dijo Mohammed Barkindo en declaraciones a la prensa en Abu Dabi.

Pese a que hoy se dará a conocer quién es el próximo Presidente de Estados Unidos, lo que genera incertidumbre a los inversionistas, hay una expectativa positiva sobre la producción petrolera del país norteamericano.