(Sin fines de lucro)

martes, 6 de diciembre de 2016

América Latina crecerá 1,6% en 2017, según Fitch

Durante el 2017, el Producto Interno Bruto de América Latina (Latam) se expandirá 1.6%, luego de dos años de contracción económica, reportó la calificadora Fitch Ratings.

El crecimiento para el año que entra, aunque moderado, será impulsado por una demanda externa más fuerte, el aumento en los precios de las materias primas y un mejor desempeño de Argentina y Brasil.

En tanto que México y Centroamérica —frente a un mayor proteccionismo comercial y controles de migración más estrictos— verán afectadas las perspectivas de su nota soberana, tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos (EU), indicó Fitch.

Estas economías, aledañas al país estadounidense, se ven más expuestas a ese factor externo, consecuencia de sus vínculos comerciales, financieros y también de la importancia de las remesas que reciben de los migrantes; todos ellos puntos que Donald Trump, presidente electo de EU, ha declarado que regulará.

Entre el 2017 y el 2018, las expectativas de la calificadora para Latinoamérica se mantienen en una media de 2%, lo que representa un crecimiento moderado frente al promedio de expansión del periodo 2010- 2013, de 4.1 por ciento.

Actualmente, en las economías de la región, la carga de deuda externa, “especialmente de sectores distintos al soberano”, seguirá como un factor de vulnerabilidad, sobre todo por el ajuste en la política monetaria de Estados Unidos.

A pesar de que la mayoría de las notas soberanas de Latinoamérica son calificadas por Fitch con perspectiva Estable, se espera que para el 2017 las acciones de notas positivas sean limitadas.

La calificadora más bien apunta a que, en orden de mantenerse y mejorar en las tendencias crediticias de los soberanos, los países latinos lleven a cabo “dinámicas de crecimiento positivas, consolidación fiscal y disminuciones en las cargas de deuda gubernamental”.

Además de que, debido a que muchas calificaciones cuentan con perspectiva Negativa y otras “están enfrentando también dificultades externas”, se espera revisar cómo los gobiernos lidian con presiones macroeconómicas y fiscales, ajustando sus políticas e implementando las reformas que se requieran para “mejorar las perspectivas de crecimientos y apoyar la consolidación fiscal”, concluye el reporte de Fitch.

economiavirtual.com.py