(Sin fines de lucro)

lunes, 12 de diciembre de 2016

El Mercosur debe acelerar el acuerdo comercial con la Unión Europea

Los ministros de Relaciones Exteriores acordaron en Brasilia, que el Mercosur debe expandir sus horizontes comerciales, pero sin Venezuela, que actualmente se encuentra suspendida de bloque.

José Serra y Susana Malcorra coinciden en que el Mercosur debe acelerar el acuerdo comercial con la Unión Europea, aprovechando el hecho que el Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha solicitado limitar estos tratados. "El caso de Venezuela no es una suspensión, es una cancelación de su participación en el Mercosur, como fue acordado por Argentina, Paraguay y Uruguay, desde que al país le dieron hasta 4 años para completar la inclusión de las reglas del Mercosur, y aún no llega a la meta acordada", dijo la canciller argentina Malcorra.

Malcorra añadió que el Mercosur espera que Venezuela se adapte lo más pronto posible a las reglas y mandatos del bloque, y una vez que esto sea corroborado, disfrutará de su membresía nuevamente, "tu no puedes ser miembro de un club con derechos completos sin cumplir con obligaciones", insistió.

Aún cuando una prioridad del Mercosur es lograr un acuerdo comercial con Estados Unidos, "planeamos explorar otras posibilidades con mercados en desarrollo, desde que debemos abrirnos al mundo".

La llegada de Trump probablemente interrumpirá la mayoría de las negociaciones entre Estados Unidos y Europa, y "debemos tomar ventaja y movernos rápido", insistió la ministra argentina, quien además reveló que la próxima semana ministros del Mercosur se reunirán en Buenos Aires para decidir el mapa de ruta de la primera mitad del 2017, en donde Argentina se mantendrá a la cabeza del grupo.

El canciller brasileño Serra anunció la creación de un comité binacional para eliminar barreras que limiten el comercio bilateral entre Argentina y Brasil, buscando alternativas para después compartir sus avances con los miembros del grupo.

Malcorra añadió que es un interés especial de ambos países desarrollar el potencial fluvial en el llamado canal acuático del Mercosur, que incluirá las cuencas de dos grandes ríos, el Paraná y el Paraguay, los cuales comunica a los 4 miembros fundadores del grupo e incluso a Bolivia.