(Sin fines de lucro)

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Sportivo Limpeño es el campeón de América

Sportivo Limpeño se consagró campeón de la Copa Libertadores Femenina 2016 disputada en Uruguay, al vencer, por 2-1, al conjunto venezolano de Estudiantes de Guárico. 

El equipo dio vuelta un partido que le era adverso y se hizo con el trofeo, en una final disputada en el estadio Alberto Suppici de la Ciudad de Colonia del Sacramento (177 km al oeste de Montevideo).
La apertura del marcador vino para las venezolanas a menos de un minuto de comenzado el segundo tiempo, luego de una primera mitad sin goles.
La delantera Paola Villamizar puso en ventaja a su equipo luego de recibir un pase en profundidad que le permitió definir en velocidad, abajo a la derecha de Kimika Forbes, que sin defensas no pudo detener el disparo.
Las paraguayas no se dieron por vencidas: se fueron al ataque y a los 18′ del segundo tiempo Estudiantes de Guárico perdió a Maikerlin Astudillo por acumulación de tarjetas. Con esa ventaja, a los 26 minutos Liz Peña puso el empate.
Con un disparo cruzado abajo ingresando por la banda derecha, Peña dejó sin nada que hacer para la guardameta Castro que apenas vio pasar el balón hacia la red.
El conjunto venezolano llegaba a la final sin goles y perdía así su invicto en el torneo y veía como comenzaba a escapársele el partido.
Sportivo Limpeño aprovechó bien su superioridad numérica que acompañó su ventaja anímica, y ganó espacios y protagonismo en el juego, llegando al arco rival con la precisión que no tuvo en los primeros 45′.
En una noche fresca, las orientadas por Rubén Subeldía mostraron rebeldía para recuperar el partido mientras que las venezolanas sentían la falta de una jugadora.
Apenas Ysaura Viso, la habilidosa delantera del conjunto caribeño, quedó en el ataque para intentar el milagro de un segundo gol que nunca llegó.
Damia Cortaza selló el resultado del encuentro con un disparo a los 44 minutos del segundo tiempo, que ingresó al arco del equipo venezolano tras rebotar en el horizontal.
En el tiempo adicional, Stephanie Lacoste logró meter el balón en el arco rival con un verdadero bombazo luego de una serie de rebotes en el área venezolana, pero estaba todo invalidado por fuera de juego, lo cual desató una airada protesta del banco guaraní.
Las paraguayas dieron vuelta el partido a fuerza de entusiasmo, y debutaron en Copa Libertadores con un campeonato que celebraron con fuegos artificiales que iluminaron la noche de Colonia del Sacramento, cerca de la ciudad fortificada patrimonio de la Humanidad.