(Sin fines de lucro)

martes, 10 de enero de 2017

Bloomberg destaca migración de empresas brasileñas al Paraguay

 El medio especializado en temas económicos Bloombergdestacó la importante migración de industrias de capital brasileño al Paraguay en los últimos tres años y la preocupación que ya surge en el vecino país debido al aumento del nivel de desempleo en el Brasil.

En un artículo que empieza señalando la preocupación del Brasil porque “la China de Sudamérica” se le esté comiendo el almuerzo, Bloomberg destaca que los bajos impuestos, la mano de obra accesible y los bajos gastos generales para la inversión, están convirtiendo a Paraguay en un polo manufacturero de bajo costo que atrae inversiones de todo el continente.
Señala que mientras Brasil atraviesa su peor recesión, docenas de empresas establecieron operaciones al otro lado de la frontera, creando miles de trabajos. Este hecho, inicialmente celebrado también por el gobierno brasileño, es ahora objeto de creciente análisis debido al incremento del desempleo a niveles sin precedentes, indica.
“Solía ser una broma”, dije Murillo Onesti de una firma de abogados de Sao Paulo, entrevistado por Bloomberg, refiriéndose a la reputación anterior de Paraguay como una fuente de artículos baratos.
Pero, desde el 2013, compañías brasileñas empezaron a invertir en serio, estimulados inicialmente por la vigorosa promoción del gobierno del presidente Horacio Cartes, y posteriormente por la necesidad de reducir costos que en Brasil deterioran dramáticamente en ambiente de negocios.
“La crisis ha ayudado”, dice Onesti, quien ofrece asesoramiento legal y estratégico a empresarios brasileños. Los ejecutivos están buscando reducir costos e incrementar la productividad. Paraguay ofrece esta solución”, afirma.
En efecto, según precisa el artículo de Bloomberg, desde 2.000, la ley de maquila de Paraguay buscó replicar el éxito de México, facilitando la importación libre de impuestos de piezas para ensamblar y luego venderlo localmente o exportarlo con un impuesto al valor agregado de solo 1%.
Recogiendo datos proporcionados por el gobierno paraguayo, el artículo refiere que de los 126 negocios operando actualmente bajo la ley de maquila, 80 abrieron a partir del mandato de Cartes en 2013. Estas compañías han creado 11.000 empleos, de los cuales 6.700 fueron creados en los últimos tres años.
Añade que cerca del 80 por ciento de las empresas extranjeras que se instalaron en Paraguay bajo la ley de maquila son de capital brasileño, de acuerdo con la Confederación Nacional Industrial (CNI). Entre las mayores empresas que se establecieron recientemente en Paraguay se encuentran la empresa textil Guararapes y la fabricante de juguetes Estrela.
Según Bloomberg, “no es difícil ver la atracción” del Paraguay, ya que, según los datos de la CNI, el costo de la energía es de al menos 60 por ciento más bajo en Paraguay mientras que el costo de mano de obra es 100 a 135 por ciento más alto que en Brasil.
Añadido a esto está el hecho de que la capital de Paraguay, Asunción, está más cerca del corazón industrial de Brasil, Sao Paulo, que la mayoría de las capitales estaduales del Brasil.
“Paraguay tiene el costo de China, con el tiempo de tránsito de Santa Catarina (un estado en el sur de Brasil), dijo Flavio Rocha, directo ejecutivo de Guarapes, firma que se trasladó de Fortaleza a Paraguay en 2015.
Pero no todos están tan entusiasmados, advierte Bloomberg. Uno de ellos es Tasso Jereissati, un senador del PSDB, quien expresó su preocupación de que los beneficios de Paraguay estén atrayendo compañías textiles de partes empobrecidas del Brasil.
“Nuestras compañías están empezando a migrar a Paraguay”, dijo a Bloomberg en una entrevista el pasado viernes. “Es imposible mantener industrias aquí cuando comparas las ventajas impositivas y de costo de mano de obras que Paraguay está ofreciendo”.
En respuesta a estas preocupaciones, el ministro de Industria, Comercio y Servicios del Brasil dijo que se estaba trabajando “en una estrategia para inversiones brasileñas en Paraguay pero sin incentivar la migración de compañías y trabajos del Brasil al país vecino”.
Con una aun esquiva recuperación del Brasil, la preocupación de que el Paraguay esté comiéndose la comida del Brasil tiende a crecer, particularmente si el desempleo continúa creciendo.
“Este proceso está apenas empezando”, dijo Jereissati, cerrando el artículo.