(Sin fines de lucro)

martes, 17 de enero de 2017

Ejecutivo planteará reajuste del salario mínimo para el sector público

El Ministro de Hacienda, Santiago Peña, anunció el Poder Ejecutivo remitirá un proyecto de reajuste salarial para el sector público con el objetivo de equiparar el salario mínimo en la administración pública en el porcentaje reajustado para el sector privado.

“El aumento del salario mínimo es realmente algo que amerita una discusión, ya el año pasado se ajustó el salario mínimo del sector privado, y la ley de Administración Financiera permite que se pueda incorporar el ajuste del salario mínimo en el sector público hasta el límite en que se ajuste el salario en el sector privado”, dijo Peña en entrevista con radio 970 AM.
El ministro afirmó que el Poder Ejecutivo está dispuesto a tomar esta decisión y remitir lo antes posible al Parlamento el proyecto para que se pueda incorporar el reajuste del salario mínimo para el sector público, hasta 7,7 por ciento, que fue el incremento dado al sector privado.
En cuanto a los aumentos salariales para sectores específicos del sector público, Peña refirió que los incrementos decididos en el Congreso fueron por encima de lo que permite la Ley de Responsabilidad Fiscal, que en algunos casos alcanzaron el 50 por ciento, y que esto va en detrimento de la gran mayoría de los funcionarios públicos.
Sobre la libertad que tiene el Congreso para el estudio, modificación, y aprobación del Presupuesto General de la Nación (PGN), el titular de Hacienda mencionó que es un aspecto de la Constitución que tendría que modificarse.
Señalo al respecto que lo importante es que prime un estudio que contemple una previsibilidad a mediano y largo plazo, y citó la experiencia uruguaya que cuenta con un sistema que, para Peña, es el ideal para el nivel de inversión responsable que necesita Paraguay.
“Paraguay es el único país donde el Parlamento tiene discrecionalidad total entonces uno puede hacer un trabajo de meses con más de 100 instituciones del Estado, presentar un presupuesto, y ellos pueden agarrar ese presupuesto, tirar a la basura y hacer uno nuevo en 15 días, inclusive, pisoteando la Ley de Responsabilidad Fiscal”, expresó Peña.
En consulta sobre las perspectivas económicas para el 2017, se mostró confiado en el actual PGN aprobado luego que el Presidente Cartes evite con su veto los abusos planteados en el Parlamento, y pusiera en vigencia para este ejercicio fiscal el presupuesto 2016.
En ese sentido, Peña agregó que esa facultad constitucional de vetar el presupuesto sobrecargado dará la oportunidad al Poder Ejecutivo de controlar los gastos rígidos y proteger los fondos que se tiene previsto sean ejecutados a favor de programas sociales como complementos alimentarios en las escuelas, inversiones para la producción, obras, transferencias condicionadas, entre otras gestiones públicas.
Analizó además el continuo crecimiento que Paraguay tuvo en su economía pese a la adversa coyuntura regional y los inconvenientes que eso refiere para el normal desenvolvimiento de las actividades comerciales, productivas, y de inversión que logren mantener el crecimiento económico del país.
Según Peña, ese fenómeno internacional impactó en Paraguay aunque no hizo tambalear las bases que sustentan el rígido crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, pero sí se notó en la cantidad de divisas que ingresan al país por el efecto de la caída de precios referenciales de commodities, eso hizo que en los últimos dos años Paraguay dejara de recibir USD 3.500 millones año por causa de esa devaluación.
“En 205 años de vida independiente, nunca le pasó lo que le pasó el año pasado, que cuando la región entró en crisis, Argentina y Brasil desplomándose, porque no solo dejaron de crecer, se desplomaron, Paraguay siguió creciendo a una tasa del 4 por ciento”, concluyó.
Por último, Peña espera que las recaudaciones para este año mantengan los niveles establecidos en las pretensiones del actual PGN de manera a solventar las inversiones, y sobre ese aspecto, refirió que la próxima reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tendrá como sede a Paraguay, será clave para lograr apoyo financiero internacional.