(Sin fines de lucro)

miércoles, 11 de enero de 2017

Estrés térmico laboral puede ocasionar alteraciones al cuerpo durante el verano

Trabajar en condiciones de estrés térmico, puede ocasionar alternaciones al cuerpo y aumentar la probabilidad de que se produzcan malestares relacionados a las altas temperaturas, como agotamiento, calambres, deshidratación. En se sentido el Ministerio de Salud recomienda tomar ciertas precauciones para evitar inconvenientes durante el verano.

Desde la Dirección General de Salud Ambiental, Digesa, organismo técnico del Ministerio de Salud, son emitidas recomendaciones ante la ola de calor que se vive en el país.
El estrés térmico es un malestar que se produce por la carga de calor que recibe y acumula el cuerpo y que resulta de la interacción con el espacio ambiental en el que se encuentra, la ropa utilizada y la actividad física realizada.
Los profesionales de Salud Pública alertan que el trabajo, es el lugar donde puede producirse mayor estrés por la acción del calor, especialmente en lugares cerrados de mala climatización,  ventilación y alta humedad, y en trabajos al aire libre, por lo que insisten en utilizar prendas y ropas de trabajo que eviten la acumulación de calor, adaptar el ritmo y los horarios de trabajo y establecer pausas durante la jornada cuando se trate de puestos de mucha actividad física y disponer de sitios de descanso frescos.
Asimismo señalan que al trabajar en condiciones de estrés térmico, el cuerpo se altera y aumenta la probabilidad de que se produzca un accidente en el trabajo, y producir diversas enfermedades relacionadas con el calor: agotamiento, calambres, deshidratación, sincope por calor (pérdida de conocimiento a diferentes niveles), erupciones cutáneas, agotamiento por calor y el golpe de calor.
Muchas veces, las causas del estrés térmico son fácilmente reconocibles y evitables, pero en otras circunstancias el estrés térmico por calor puede pasar inadvertido y producir graves daños a los trabajadores.
Desde la cartera de Salud, mencionan que para prevenir estos efectos, se debe informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos que entraña el calor, la aclimatación, la ventilación y temperatura del espacio de trabajo, además de proveer  hidratación suficiente.
Resaltan que se debe de hacer la evaluación de riesgos por estrés térmico, de acuerdo al Reglamento General técnico, Decreto 14.390/92.
Asimismo, el trabajador tiene el deber de utilizar estos recursos de los que dispone para evitar el estrés térmico por calor y el derecho de informar a los responsables de las posibles carencias.
Además el calor no es el único riesgo, también están las radiaciones ultravioleta y son las personas que realizan sus actividades al aire libre,  los que están más expuestos. Se insta a las mismas a que adopten las medidas de protección adecuadas.
La radiación ultravioleta asociada a la exposición al sol, pueden producir efectos perjudiciales para la salud de las personas y trabajadores sin la protección adecuada.
Los efectos a nivel de piel son: eritemas, quemaduras, fotosensibilización, envejecimiento de la piel y e incrementa el riesgo al cáncer de piel, además de un efecto inmunosupresor sobre la piel. A nivel de ojos, puede producir queratoconjuntivitis actínica, pterigion y cataratas.
Para evitar y disminuir estos efectos, deben implementarse programas que permitan protegerse y de ese modo evitar pasar mal durante el verano, esto teniendo en cuenta que en Paraguay se registran temperaturas muy altas.
www.ip.gov.py