(Sin fines de lucro)

martes, 10 de enero de 2017

McDonald's vende el 80% de sus operaciones en China

El gigante de la comida rápida McDonald's, acechado por una feroz competencia, va a vender un 80% de sus operaciones en China continental y en Hong Kong al grupo Citic y al fondo estadounidense Carlyle Group, por 2,080 millones de dólares.

La venta, que se hará en efectivo y en acciones, dará origen a una sociedad que administrará la franquicia china por 20 años, explicaron los grupos concernidos en un comunicado conjunto.

Citic y su fondo de inversión controlarán el 52% de esta nueva entidad, Carlyle el 28% y McDonald's el 20% restante.

La nueva administradora estará a cargo de la cadena de comida rápida durante los próximos 20 años, anunciaron las tres empresas en un comunicado conjunto.

McDonald's, que opera en un segmento ultracompetitivo, intenta confortar su rentabilidad modificando sus estructuras en Asia en medio de una coyuntura morosa.

A pesar de la buenas ventas registradas en el trimestre anterior, el gigante estadounidense de comida rápida había anunciado en octubre que analizaba ceder los restaurantes administrados por la casa matriz en Malasia, Singapur y China.

Tras el acuerdo de venta, los 1,750 restaurantes que operaba McDonald's en China continental y en Hong Kong pasarán a trabajar bajo franquicia. Una parte de la red de locales de McDonald's ya operaban bajo franquicia. A fines del 2016 la marca tenía un total de 2,400 restaurantes en China y unos 240 en Hong Kong.

China sigue siendo un mercado crucial para McDonald's. "La población activa china es más grande que las de Estados Unidos y Europa juntos. A medida que aumentan sus ingresos la gente gasta más en ocio y comida fuera de sus casas", indicó la compañía.

La venta forma parte de un giro en la estrategia internacional de McDonald's para hacer frente a la caída de ventas en países como Francia o Estados Unidos.

Para el grupo de Illinois, franquiciar toda su oferta es una forma de desarrollar su red en el crucial mercado chino: "Trabajando (con nuestros socios) vamos a desbloquear un crecimiento aún más rápido", aseguró el presidente ejecutivo del grupo, Steve Easterbrook, en el comunicado.

Easterbrook cuenta con la apertura de 1,500 nuevos restaurantes en China en los próximos cinco años, principalmente en la ciudades de talle medio, aupada por una clase media en expansión y dinámica urbanización.

La venta, que espera ahora el aval de los reguladores, debería finalizarse para mediados del 2017.

Para CITIC Limited, un vasto conglomerado cuyos intereses alcanzan los servicios financieros, la energía y los bienes raíces, esta inversión es "una oportunidad estratégica para extenderse en el sector del consumo de masa".

"Vamos a dedicarnos a conservar los estándares muy elevados de servicio y de calidad alimentaria defendidos" por el gigante de la comida rápida, agregó el presidente del grupo, Chang Zhenming.

Los negocios de McDonald's sufrieron un fuerte impacto en el 2014 cuando el restaurante se vio involucrado en un escándalo que afectaba a uno de sus proveedores, una filial china de un grupo estadounidense en el centro de un escándalo por carne en mal estado.

Con más de 5,000 restaurantes KFC y 1,600 Pizza Hut, Yum China (filial de la estadounidense Yum Brands) sigue siendo la primera cadena de comida rápida occidental en el gigante asiático. Además McDonald's, presente en el país desde 1990, tiene que enfrentarse no sólo a marcas estadounidenses como Subway o KFC sino a también a rivales asiáticos y chinos, que apuestan por los descuentas o las especialidades locales para atraer a sus clientes.

Publicado en economiavirtual.com.py