(Sin fines de lucro)

miércoles, 25 de enero de 2017

Trump reducirá regulaciones en más de 75% a empresarios

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo a líderes empresarios que cree que su Gobierno podría recortar las regulaciones que rigen para las compañías locales en un 75% o más.

Donald Trump prometió al líderes empresariales “masivos” recortes de impuestos y regulaciones, pero advirtió que impondrá un “impuesto fronterizo sustancial” a empresas que salgan del país y busquen exportar sus productos a EU.

Trump prometió asimismo que su administración reducirá los impuestos tanto para la clase media como para las empresas “de manera masiva”. “Estamos queriendo bajarlo al 15 o 20%, y es ahora del 35% pero quizás más como el 38% que el 35%... Eso es grande”, señaló.

Trump reiteró además, en una reunión en la Casa Blanca con unos 10 líderes de compañías que iban desde la fábrica de equipamiento de defensa Lockheed Martin, Johnson & Johnson, Tesla, Whirlpool hasta la firma deportiva Under Armour, su compromiso de fijar un impuesto a las empresas que quieran importar productos al país luego de trasladar fábricas estadounidenses al exterior.

No obstante, Trump añadió que aquellos que quieran montar fábricas en Estados Unidos obtendrán aprobaciones rápidas para su creación y dijo también que quiere traer nuevamente a Estados Unidos a las grandes empresas manufactureras.

Trump sostuvo que países como Japón y China pueden exportar fácilmente a Estados Unidos pero no en sentido inverso.

“Vendemos carros a Japón y hacen casi imposible que vendamos nuestros carros a Japón y sin embargo, nos venden carros en cientos de miles en los cargueros más grandes que he visto. Tenemos que hablar con ellos de eso. No es justo”, señaló.

Trump indicó que existe un problema similar con China pues aseguró que mientras el país asiático puede vender sus productos en el mercado estadunidense, la entrada de exportaciones estadunidenses a territorio chino es “muy difícil, casi imposible”.

“Eso no quiere decir que no queramos comercio, porque si comerciamos, pero queremos hacer nuestros productos aquí”, indicó. Trump les advirtió que aquellas empresas que despidan a sus trabajadores en Estados Unidos y construyan plantas en otros países pensando que podrán revender sus productos en este país, su administración no dejará que ello ocurra.

“Van a tener que pagar un impuesto, un impuesto fronterizo, un impuesto fronterizo sustancial”, reiteró. “Vamos a tener una tremenda cantidad de negocios de vuelta”, añadió.

“Así que cuando alguien quiera abrir una planta, será expedito... No habrá ningún país más rápido, mejor y más justo”, agregó.
economiavirtual.com.py