(Sin fines de lucro)

viernes, 10 de febrero de 2017

Asegura que EEUU gravará todas las remesas

Hace unos días se dio a conocer —como propuesta del congresista republicano Miki Rogers— que una de las opciones para pagar el muro en la frontera con México es aplicar un impuesto de 2% a las remesas que se manden al país azteca.

Para BBVA Research, el área de estudios económicos del grupo financiero español, es difícil que se pueda tener una justificación adecuada para gravar sólo el envío de remesas a América Latina y El Caribe.

“Consideramos que para que la medida sea efectiva, Estados Unidos debería gravar con impuesto el flujo de remesas a todo el mundo. De lo contrario, las remesas podrían llegar primero a un tercer país sin gravamen, y de ahí a México u otro país en Latinoamérica y El Caribe, y así evitar el pago de este impuesto”, menciona.

En el documento “¿2% de impuesto a las remesas a México?” BBVA detalla que Estados Unidos es el país más importante de origen de remesas en el mundo, con 135,000 millones de dólares en el 2015. Esto representa 23.2% de las remesas mundiales.

De las remesas que salen de Estados Unidos, precisa, 51.5% (69,500 millones de dólares) se dirigen a Asia y Europa del Este, principalmente a China, India, Filipinas y Vietnam.

En cuanto a las remesas a Latinoamérica y El Caribe, éstas representan 38.5% del flujo de este recursos desde Estados Unidos. “Latinoamérica y El Caribe recibe en total 68,000 millones de dólares, de los cuales 52,000 millones provienen de Estados Unidos, es decir, 76.1% de las remesas que llegan a esta región”.

De la zona, empero, México es el que más remesas recibe desde Estados Unidos, con 27,000 millones de dólares, seguido de Guatemala con 7,200 millones, República Dominicana 5,100 millones, Colombia 4,900 millones, el Salvador 4,600 millones y Honduras 3,900 millones, entre otros países.

Sin embargo, BBVA aclara que, de la región, México es de los países que menos depende de las remesas, pues representaron apenas 2.6% del PIB en el 2015, cuando en Haití la proporción fue de 24.7 por ciento.

En el 2016, las remesas a México cerraron en su máximo histórico al acumular 26,970 millones de dólares, con un crecimiento de 8.8% con respecto al año previo, y superando los 26,059 millones del 2007. De este total, 95.4% provino de Estados Unidos. Este aumento, ha explicado la misma institución, se debe en parte a que en los últimos meses se enviaron más remesas en respuesta a las amenazas de Trump.

“Al parecer, el cobro de este impuesto sería aplicado a la población en general, por lo que se verían afectados los migrantes documentados, los no documentados y los ciudadanos estadounidenses que quisieran enviar dinero fuera de Estados Unidos”, refiere la entidad.

Con respecto al posible gravamen que aplicaría Estados Unidos, BBVA detalla que, de acuerdo con la propuesta del congresista republicano Mike Rogers, éste sería a empresas remesadoras como Western Union y Moneygram, pero no indicó explícitamente si se afectarían las transferencias que se hacen por instituciones bancarias, ni aquellas con cargo o abono a una cuenta bancaria.

Datos del Banco de México refieren que 65% de las remesas se paga en México a través de una institución no bancaria, y 35% a través de un banco. La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 indica que sólo a 10% de los receptores de remesas les llega el recurso a una cuenta bancaria.

540 millones menos si se aplica el impuesto
BBVA afirma que es difícil estimar el impacto de un posible impuesto en el flujo de remesas a México.

No obstante, considera que las remesas son altamente inelásticas, dado que gran parte va a consumo corriente, por lo que el impacto en el flujo sería cercano a la magnitud del impuesto que se cobrara.

“Así, un impuesto de 2% al total de las remesas a México podría representar una reducción de las remesas en un monto cercano a 540 millones de dólares anuales”, explica.

De acuerdo con las estimaciones del congresista de Estados Unidos, con el impuesto a las remesas de 2% se recaudarían cerca de 1,000 millones de dólares al año, mientras que el costo del muro está estimado entre 12,000 y 15,000 millones de dólares.
Fuente: eleconomista.mx