(Sin fines de lucro)

martes, 28 de febrero de 2017

BCP reduce su meta de inflación de 4,5 % a 4 %

El Banco Central del Paraguay (BCP) resolvió reducir su meta de inflación de 4,5% a 4%, manteniéndose el rango de tolerancia de +/-2 puntos porcentuales. A seis años de su implementación, esta es la segunda disminución realizada, teniendo en cuenta que en 2015, la meta se redujo de 5 % a 4,5 %. Además, cabe recordar que en 2014, el intervalo de tolerancia bajó de 2,5 a 2 puntos porcentuales.

Es importante destacar que desde su implementación en 2011, los niveles de inflación se redujeron, como así también los cambios han sido menos bruscos (menos volatilidad), elemento clave para generar confianza a los agentes económicos que tienen planes de inversión a largo plazo. Otra evidencia encontrada en el caso de Paraguay fue el menor efecto de las variaciones del tipo de cambio sobre la inflación y una menor persistencia, reflejo de la mayor credibilidad que ha logrado el BCP con el mencionado régimen.

Este régimen ha tenido resultados exitosos en los países que lo han adoptado para la conducción de la política monetaria. Además, varios de ellos, en la medida que han ido cumpliendo con el objetivo, se han propuesto metas más exigentes. Algunos ejemplos de la región son Chile, Colombia y México, que inicialmente tenían una meta de inflación de dos dígitos y que luego se ha ido reduciendo, ubicándose actualmente en 3% anual. Para encontrar mayores detalles sobre la reducción de la meta, está disponible el INFORME COMPLETO..

El Directorio del BCP considera que existen condiciones propicias para reducir nuevamente la meta de inflación. Este objetivo más exigente implica un mayor compromiso con la estabilidad de precios, además de significar un importante paso para el BCP de ir convergiendo hacia los niveles inflacionarios observados en los países considerados más modernos y responsables de la región y del mundo.

De esta manera, la institución reafirma su compromiso con el manejo adecuado de la política monetaria para cumplir con la meta establecida, porque considera que el mejor aporte que puede brindar el Banco Central a la sociedad sigue siendo una inflación baja, estable y predecible en el tiempo.

La previsibilidad es un pilar fundamental para que los planes de inversión de mediano y largo plazo se concreten y con ello, se generen mayores niveles de empleo, producción e ingreso. Lo anterior es esencial para mantener tasas de crecimiento económico más altas y sostenibles y así contribuir a una mayor equidad social.