(Sin fines de lucro)

jueves, 16 de marzo de 2017

Economía paraguaya está en condiciones de resistir eventuales desórdenes externos, según experto

La fortaleza macroeconómica del país, con indicadores de internos positivos y una perspectiva de crecimiento elevada para este año, hace que Paraguay esté en condiciones de resistir eventuales desórdenes internacionales relacionados con la cotización de divisas, afirmó este lunes el economista Ricardo Rodríguez Silvero.

Pese a la impredecibilidad del comportamiento de las divisas, con un dólar que revela comportamientos inversos a lo esperado desde la asunción de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, la situación de Paraguay está cada vez más fuerte en términos macroeconómicos y el horizonte se presenta estable, según explicó Rodríguez Silvero en conversación con Radio Nacional del Paraguay.
“Llevamos 10 años de crecimiento económico en un promedio de 4 a 5 por ciento. Así como están las cosas, el Paraguay está preparado para hacer frente con éxito a las dificultades económicas, inclusive sin la recuperación de Brasil y Argentina”, dijo el economista.
Señaló que además del nivel de crecimiento, que para el presente año ronda nuevamente el 4%, “el orden macroeconómico que reina en el país es sólido, tenemos una política monetaria de bajo control, la inflación está cada vez más baja (por debajo del 5% anual), un coeficiente de la deuda púbilca en sólo 24% del PIB y tasas de desempleo que están por debajo del 6 por ciento”.
Afirmó que todo eso en conjunto hace que la economía paraguaya esté realmente fuerte para resistir eventuales desordenes internacionales con cotizaciones de divisas.
Destacó además que se dan factores internos que hacen que el guaraní, la moneda nacional, esté cada vez más fuerte en momentos en que el dólar norteamericano está en una situación de debilidad.
A nivel regional, señaló que Brasil ha caído estrepitosamente el año pasado y que está mostrando signos de recuperación inmediata, y que Argentina tampoco termina de salir del atolladero. Pese a todo eso, reiteró, “la economía paraguaya está muy fuerte”.