(Sin fines de lucro)

jueves, 2 de marzo de 2017

Paraguay emitirá bonos este mes para continuar inversiones y mantener deuda pública saneada

Paraguay emitirá bonos soberanos por unos 500 millones de dólares a mediados del presente mes, con el fin de mantener “una deuda pública sana” e invertir en proyectos de infraestructura en etapa de ejecución, anunció la viceministra de Economía, Lea Giménez.

En una entrevista con la agencia española Efe, Giménez explicó que con esta emisión de bonos, la cuarta desde 2013, el Gobierno busca pagar deudas anteriores y además destinar una inversión de 187 millones de dólares a proyectos de infraestructura que ya se encuentran en ejecución por parte del Ministerio de Obras Públicas.
Con la nueva emisión, el total de deuda pública de Paraguay se ubica en 6.700 millones de dólares, por debajo del rango del nivel de “deuda sana” de entre el 30 y el 45 % recomendado por el Fondo Monetario Internacional, en un estudio que tiene en cuenta los indicadores específicos de la economía del país.
“Estamos lejísimos del nivel de deuda recomendado, cuando lleguemos al 45 % debemos preocuparnos”, comentó Giménez.
Agregó que los niveles de inversión en Paraguay se duplicaron en los últimos cuatro años con respecto a los ocho años anteriores, como prueba del compromiso del Gobierno de apostar a las inversiones, y que la manera de hacerlo es a través de deudas públicas.
Subrayó que no se puede invertir o pagar deuda exclusivamente desde los ingresos corrientes porque se pueden descuidar los programas sociales que son los primeros en sufrir recortes cuando hay algún déficit.
Giménez detalló que el 3 por ciento del Producto Interno Bruto se destina a inversiones, la mitad con deuda pública y la otra mitad con ingresos corrientes, que serían los impuestos y los pagos por excedentes de energía de las hidroeléctricas binacionales.
“No es que Paraguay carezca de recursos para invertir, tenemos los recursos pero necesitamos invertir mucho más”, enfatizó Giménez.
Aclaró que en Paraguay hay una “regla de oro” que impide que las deudas sean utilizadas para gastos corrientes, la cual estipula que se utilicen para pagos de deudas anteriores e inversiones, garantizando de esta manera el flujo de dinero.
“No es un saco roto, es un saco donde metes el dinero y ese dinero se va a transformar en más dinero porque esta inversión genera un rédito en fuentes de trabajo y mayor productividad”, añadió.
El anuncio de nuevas emisiones de bonos se produce en medio de una polémica entre el Ejecutivo y parte del Senado, que argumenta que la emisión debe de ser consultada al Parlamento.
Sin embargo, el Ejecutivo sostiene que no es necesaria esa consulta ya que para este año está vigente el presupuesto de 2016, después de que vetara el proyecto de presupuesto del Senado, que planteaba limitaciones a la emisión de bonos.
En ese sentido, Giménez dijo que la emisión de bonos está incluida en el presupuesto de 2016, que rige este año, y expresó su confianza en que la polémica no tenga efecto en el mercado internacional de capitales.
“Si esto se empieza a complicar tendría un impacto que se traduce en una tasa mayor, un interés mayor sobre los bonos colocados en el mercado internacional”, dijo Giménez.
La Corte Suprema de Justicia de Paraguay resolvió el martes a favor de la emisión de bonos soberanos este año por parte del Ejecutivo sin la autorización del Congreso, días después de que diera trámite a una acción de certeza constitucional solicitada por el ministro de Hacienda, Santiago Peña.