(Sin fines de lucro)

lunes, 3 de abril de 2017

La FED no descarta más de tres incrementos de las tasas este año

John Williams, presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de San Francisco, quien ha reiterado su opinión de que el banco central debería seguir endureciendo la política monetaria gradualmente, afirmó que los principales obstáculos para incrementar la producción económica ahora están fuera de la influencia del organismo.

Subir las tasas de interés gradualmente “evita que la economía se sobrecaliente (...) No descartaría más de tres incrementos totales este año”, dijo Williams a un club de economistas.

“Con una economía en pleno empleo, la inflación acercándose a la meta de 2% de la Fed, y con la expansión ahora en su octavo año, los datos han hablado y el mensaje es claro: hemos alcanzado en gran medida la recuperación que hemos buscado con ansias en los últimos nueve años”, agregó Williams, un cercano a las ideas de la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Con él comulga Eric Rosengren, de la Fed de Boston, y que hasta ahora era conocido por sus posiciones muy cautelosas en política monetaria.

La Fed ya aumentó las tasas en un cuarto de punto porcentual el 15 de marzo a un rango entre 0.75 y 1.00%, y se espera que a lo largo del año disponga dos aumentos más.

Rosengren, en cambio, considera que el banco central debe apurar el paso con tres incrementos más. Esa aceleración significaría “un ritmo más regular” de los aumentos que igualmente “seguirían siendo progresivos”.

“Esa cadencia sería más lenta que el precedente ciclo de endurecimiento monetario, que comenzó en el 2004, con el Comité Federal de Mercado Abierto aumentando las tasas 17 veces, una en cada reunión”, dijo.

Teniendo como referencia los datos de la tasa de desempleo y la inflación, Rosengren considera que aumentan los riesgos de esperar demasiado tiempo para embarcarse en un ritmo más regular, salvo si hay un deterioro de los indicadores económicos.

“Si la economía está demasiado caliente, podría requerir en última instancia un ajuste menos gradual de la política monetaria, lo que podría poner en riesgo los avances significativos de la economía y el mercado de trabajo desde la gran recesión”, dijo.

Otro de los principales defensores de las tasas de interés bajas, Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago, declaró que apoya que se realicen más alzas a las tasas este año, dado el avance observado en las metas del banco central de pleno empleo e inflación estable.

“Por primera vez en bastante tiempo, veo más riesgos alcistas destacables para el crecimiento”, afirmó.

Por muchos años Evans insistió en que no se realizaran incrementos en las tasas, debido en parte a su creencia de que con las tasas tan bajas como estaban la Fed tenía poco margen para aliviar la política si la economía decaía.

Pero con una economía más fuerte y con expectativas de más alzas, la Fed tiene más municiones que antes, indicó.

economiavirtual.com.py