(Sin fines de lucro)

viernes, 28 de abril de 2017

Paraguay gana definitivamente el caso Gramont Berres

La aseguradora italiana SACE S.A. no apeló la sentencia dictada por la jueza Federal del distrito de Columbia de Washington D.C., Ketanji Brown Jackson, quien había desestimado la demanda contra el Estado paraguayo, por lo que el país ganó definitivamente el caso Gramont Berres. 

Así lo informó el procurador General de la República, Roberto Moreno, luego de la reunión con el presidente Horacio Cartes.
La aseguradora italiana Sezione Speciale per L’Assicurazione (SACE) había accionado ante un tribunal en Washington DC contra Paraguay, por una deuda ilegítima de 95 millones de dólares contraída por el argentino Gustavo Gramont Berres, hace 30 años, invocando el nombre del Gobierno paraguayo.
Según Moreno la empresa tenía derecho de apelar la sentencia y no lo hizo, entonces se pone fin a una larga historia de injusticias y calumnias contra la República del Paraguay.
“Después de 30 años de haber sido maltratados y vilipendiados internacionalmente por este caso, hoy hemos limpiado nuestro nombre en el mercado internacional gracias a esta sentencia”, expresó en conferencia de prensa.
Explicó que la sentencia no solo es un leading case para la jurisprudencia americana, a partir de ahora se va usar en los Estados Unidos este fallo como ley, sino que limpia la cara de la República del Paraguay y confirma,  ratifica la posición que siempre ha tenido el Gobierno que esta deuda era una estafa.
Agregó que Gramont Berres nunca podía haber alegado representar a Paraguay como lo hizo y otorgar una garantía falsa para endeudar por lo que hoy es un poco más de 100 millones de dólares al país y eso lo ha dicho la justicia norteamericana.
“Reitero ante la contundencia de la sentencia que hoy podemos decir con mucha alegría misión cumplida, la República de Paraguay ha ganado su último pleito internacional que tenía, así como hace 140 años la justicia americana, como árbitro el presidente Rutherford Hayes, había fallado a favor del país cuando Argentina quería quedarse con parte de nuestro Chaco, así también hoy la justicia le ha dado la razón a Paraguay”, refirió el procurador.
Agradeció el apoyo del presidente y recordó que mucha gente había dicho que la cuenta se tenía que pagar y sin embargo el Gobierno creyó que tenía la razón.
Recalcó que queda finiquitado el caso y que en conversaciones con autoridades del Banco Central y el Ministerio de Hacienda le han dicho que han iniciado ya las gestiones para poder colocar las reservas de Paraguay  a un mayor rendimiento.
Cabe recordar que el 21 de marzo pasado, la jueza Ketanji Brown Jackson, del distrito de Columbia, afirmó en su sentencia que, en base a los hechos alegados en la demanda y las evidencias presentadas, la firma SACE no ha podido demostrar que Paraguay haya manifestado su asentimiento a Gramont respecto a las garantías que este presentó para asumir las deudas.
En esa oportunidad había argumentado que  la petición de Paraguay, de desestimar la demanda de SACE, debe ser concedida.
El Estado paraguayo había ratificado su postura de desconocer la deuda del caso Gramont Berres y a partir de allí decidió defenderse ante los tribunales de Washington.