(Sin fines de lucro)

martes, 25 de abril de 2017

Trump recortará 15% al impuesto de sociedades

Apenas cinco días antes de que se cumpla su primer trimestre como presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump prepara un golpe con efecto en forma de impuestos. El mandatario presentará esta mañana novedades fiscales que incluyen un recorte de hasta 15% en el Impuesto de Sociedades, según adelanta el periódico The Wall Street Journal.

El diario estadounidense explica que Trump exhortó a sus asesores a que den prioridad a la rebaja de las tasas sobre el déficit público, lo que enfatiza la intención del presidente de ganarse el favor de los ciudadanos y de las empresas frente a su propio partido, que se muestra preocupado por la enorme deuda pública que arrastra el país.

El presidente republicano planea publicar los grandes lineamientos de lo que quiere cambiar en el Código Tributario, aunque los detalles probablemente quedarán para posteriores negociaciones entre los líderes del Congreso y los funcionarios del Tesoro estadounidense.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el consejero económico, Gary Cohn, se reunieron con miembros del Senado y del Congreso, entre ellos Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, como paso previo a la presentación del programa fiscal. El fracaso de la reforma sanitaria hacía prever que el plan sufriría un retraso. Pero Trump no quiere dejar pasar la oportunidad de mantener su mensaje de recorte de impuestos, una estrategia que ha llevado a los mercados a niveles récord desde que el magnate ganó la Casa Blanca.

“Esto es parte de nuestro diálogo continuo con la administración de Trump en la reforma tributaria”, dijo AshLee Strong, una portavoz de Ryan.

Paul Ryan comparte ciertos ideales con Trump; sin embargo, mientras que el segundo prometió desde campaña un recorte de 15% al Impuesto sobre Sociedades, el primero desea que dicho gravamen sea de 20 por ciento.

Con esta propuesta de Trump, es probable que no haya suficientes exenciones impositivas para las empresas que podrían ser derogadas para compensar el costo fiscal, lo que significa que tal medida aumentaría los déficits presupuestarios.

Algunos asesores de la Casa Blanca han dicho que los cambios que no son permanentes mitigarían la justificación para un recorte de los impuestos corporativos, que es impulsar la inversión empresarial.

Las empresas están “tomando decisiones de capital a largo plazo, la gente está decidiendo trasladar esto a Estados Unidos y necesitan algo de permanencia del Código Tributario”, dijo Cohn en una conferencia la semana pasada.

Por su parte, los demócratas están en contra de grandes recortes de impuestos para las corporaciones, especialmente en un momento en el que Trump propone recortes a los programas gubernamentales de gasto que ellos priorizan, como la vivienda, las artes y el medio ambiente.(Con información de Expansión)