(Sin fines de lucro)

sábado, 29 de abril de 2017

Victoria en caso Gramont permitirá a Paraguay sacar más rentabilidad a sus reservas

 La victoria de Paraguay en la demanda por el caso Gramont Berres le permitirá disponer de sus reservas internacionales sin riesgo de embargo y sacarles una mayor rentabilidad, según evaluó el economista Amilcar Ferreira.

La victoria definitiva de Paraguay en el caso Gramont Berres, luego de que la demandante SACE S.A. no apelara la sentencia del tribunal norteamericano, fue comunicada oficialmente ayer por el Gobierno paraguayo.
Este hecho representa “una buena noticia”, porque a partir de ahora Paraguay va a poder disponer e invertir sus reservas sin riesgo de embargo, evaluó este viernes el economista Ferreira en conversación con Radio Nacional del Paraguay.
Ferreira explicó que Paraguay cuenta con una reserva monetaria internacional de más de 7.000 millones de dólares que están mantenidas en elBank of Internacional Settlements de Basilea “porque es el único lugar donde no podían ser objeto de embargo”.
Mantenerlas en este banco europeo significa en cambio recibir una tasa de rendimiento anual de apenas el 0,3 por ciento, por lo que Paraguay estuvo dejando de recibir cifras importantes de dinero en concepto de interés.
Ahora, con la sentencia a favor del país y sin la apelación de la demandante, Paraguay podrá colocar sus reservas en Estados Unidos donde puede obtener tasas de interés anual de hasta el 3 por ciento, recibiendo con ello beneficios de hasta 210 millones anuales, según Ferreira.
“Estamos hablando de cifras importantes que Paraguay no estaba recibiendo a raíz de que, por el temor a los embargos, se mantenía esa reserva depositada en el BIS de Basilea. A partir de ahora podemos invertir sin ningún temor nuestras reservas, por lo menos en Estados Unidos porque este fallo rige y tiene validez para ese país”, indicó.
Además de las ventajas económicas directas, la sentencia confirmada representa también una victoria para Paraguay en el sentido de aclarar una situación “que estaba ensuciando los antecedentes del país”.
Esto hará que para futuras emisiones de bonos que haga el país sus credenciales sean mejores, lo que se traducirá en mejores tasas de interés.
Finalmente, Ferreira destacó que esta situación allana el camino para que Paraguay alcance el grado de inversión.
Con esto “estamos recorriendo el camino que nos lleva a esa calificación de grado de inversión que sería ya graduarnos como un país serio y que es merecedor de esa categoría”, concluyó.