(Sin fines de lucro)

lunes, 24 de abril de 2017

Visita de Santos testimonia importancia de las relaciones bilaterales entre Paraguay y Colombia

El presidente de la República, Horacio Cartes, destacó la visita de su homólogo Juan Manuel Santos como testimonio de la importancia de las relaciones que mantienen Colombia y Paraguay desde hace años, según expresó.

Fue durante el acto de condecoración al presidente colombiano con la Orden Nacional del Mérito en el grado de Collar Mariscal Francisco Solano López, que es la máxima condecoración que impone el gobierno paraguayo.
“Nos sentimos profundamente honrados por la visita que usted, presidente Santos, realiza a nuestro país. Es la primera de carácter bilateral de un Jefe de Estado de la hermana República de Colombia a esta tierra donde tanto apreciamos a los colombianos”, comenzó diciendo Horacio Cartes en su discurso.
Dijo que la presencia de mandatario colombiano testimonia la importancia que tienen las relaciones bilaterales, que históricamente se han caracterizado por el entendimiento y la fraternidad.
Destacó la contribución que hiciera Santos a la pacificación de Colombia, que se proyectará además a afianzar la paz en el continente.
“Nos sumamos a los innumerables reconocimientos que usted ha recibido en los últimos meses, comenzando por el Premio Nobel de la Paz, y conferirle la máxima condecoración que otorga el Paraguay,  en razón de sus altas cualidades personales, y también, por el interés que ha puesto de manera inequívoca en intensificar nuestras relaciones históricas y fraternales, como lo demuestra su presencia hoy aquí entre nosotros”, manifestó el presidente paraguayo.
En otro momento Cartes recordó que en los tiempos de mayor dolor y desconsuelo que registra la historia como Estado independiente, con la población paraguaya diezmada y el país destruido hasta en sus cimientos por una guerra inicua, se hizo sentir la voz  solidaria del Congreso y el Gobierno de Colombia, resaltando con hidalguía, la abnegación y el coraje con que los paraguayos defendimos nuestra heredad.
“No faltaron durante aquel verdadero genocidio, expresiones de apoyo y simpatía hacia el Paraguay, en América y en Europa (…), pero Colombia se manifestó definida y categóricamente para enaltecer el drama paraguayo en los últimos momentos de la tragedia, cuando ya todo estaba perdido”, recordó.
Agregó que esta solidaridad tan enfática de los colombianos con el Paraguay ha creado un sentimiento de natural cariño de los paraguayos hacia Colombia. Y ese sentimiento se proyectó por siempre en la vinculación bilateral, para fundarla sobre el afecto entrañable.
Mencionó igualmente que Colombia presta al Paraguay una colaboración inestimable en temas tan sensibles como los de la seguridad y la defensa, pero también en otras áreas que se vinculan con su desarrollo económico y social.
Recíprocamente, “Colombia sabe que cuenta con voluntad plena del Paraguay de coadyuvar con nuestras experiencias, en ámbitos en los que tuvimos avances significativos, como la producción agropecuaria y la gestión de hidrovías y de puertos fluviales”.
Resaltó que ambos países forjan una relación cada vez más vigorosa y perdurable y que quieren seguir actuando en sintonía para beneficio de los pueblos.
“Sigamos, en suma, por la senda que estamos transitando,  reafirmando la vigencia y el valor de nuestra vinculación histórica, que se manifiesta tan fructíferamente en el presente y nos hace abrigar las mejores expectativas para el porvenir”, afirmó finalmente el número uno del Ejecutivo. 
Por su parte el presidente Juan Manuel Santos agradeció a su homólogo por la condecoración “símbolo de la amistad legendaria entre Paraguay y Colombia”.
Dijo que su país fue solidario con Paraguay en la guerra tan desigual, refiriéndose a la de la Triple Alianza librada entre 1864 a 1870. “Ese sentimiento que tuvo el Estado colombiano sigue vigente después de siglo y medio porque fue producto de una expresión de nuestros sentimientos como nación, como demócratas de estar al lado de quienes están sufriendo injusticias”, expresó Santos.
Indicó que su presencia en tierra guaraní es testimonio de esa amistad entre ambos países.
Orden Nacional del Mérito
La Orden Nacional del Mérito en el grado de “Collar Mariscal Francisco Solano López” es la más alta condecoración otorgada por el Gobierno de la República del Paraguay y lleva el nombre del héroe máximo, quien fuera un jefe de Estado que entregó su vida en el último campo de batalla en Cerro Corá (al norte del pais).
Al concederle la condecoración Cartes le expresó a su colega  el afecto y respeto de Paraguay a Colombia. 
“Con toda la emoción de mi corazón menciono que cuando todo estaba perdido, cuando el pueblo paraguayo consumó su juramento de abrir una ancha tumba en nuestro suelo, antes que ver a la patria humillada, el Gobierno de la  República de Colombia declaraba “Si por efecto de la guerra, el Paraguay desapareciera como nación, ningún paraguayo será paria en América. Con solo pisar tierra colombiana, en caso de producirse, gozará en forma automática, de los privilegios, facultades, prerrogativas y derechos de colombianos, es decir, que de perder la nacionalidad paraguaya, serán automáticamente colombianos” Ese ha sido el gesto de gobierno de Colombia de 1870, que ha comprometido eternamente el afecto y la gratitud del pueblo paraguayo, evocó.
“Esta presea que hoy coloco sobre su pecho, señor presidente, representa el corazón latiente del pueblo paraguayo, abierto en su gratitud eterna a la querida República de Colombia”, culminó.