(Sin fines de lucro)

sábado, 27 de mayo de 2017

ANDE finaliza primera semana de controles en Ciudad del Este

En la primera semana de operativo en la capital departamento de Alto Paraná, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) intervino conexiones irregulares que representan un monto a factura de Gs. 950 millones.

Los controles se realizaron en diversos barrios de Ciudad del Este, parte del Operativo Alto Paraná que la entidad inició el pasado lunes 22 de mayo.
Unos 2.354 suministros fueron inspeccionados por cuadrillas de la ANDE y de empresas contratistas en estos primeros cinco días del operativo. De este total, fueron intervenidas 675 conexiones ilegales.
La mayor parte de las irregularidades corresponde a conexiones directas a la red de distribución, al igual que medidores manipulados, derivaciones antes del medidor, entre otras.
Cientos de clientes que contaban con suministros y conexiones irregulares se acercaron hasta la sede de la ANDE en la capital paranaense, con el propósito de solucionar los inconvenientes que devienen de las intervenciones realizadas, informó la institución.
Para la atención de los numerosos clientes se previó el refuerzo de funcionarios encargados de proveer toda la información necesaria para la regularización de los suministros intervenidos.
El Operativo Alto Paraná irá hasta el viernes 2 de junio. En la primera semana fueron verificadas conexiones de los barrios Pablo Rojas, San Antonio, Boquerón, San José y Ciudad Nueva, así como ciudades cercanas como Pdte. Franco y Minga Guazú, donde se constataron diversos suministros irregulares, que correspondían a casas comerciales, bodegas, locales gastronómicos, residencias importantes, hoteles y edificios de departamentos, entre otros.
La próxima semana se trasladará a otros lugares del citado departamento, donde se realizarán inspecciones a los suministros residenciales, comerciales e industriales, a fin de detectar conexiones irregulares.
La ANDE informa que con las intervenciones realizadas  el monto a facturar asciende a Gs. 513.768.263. Por otro lado, de acuerdo a cálculos preliminares, el monto que se deja de facturar por conexiones clandestinas asciende a Gs. 436.500.000, mientras que el monto que se pretende recuperar en ambos conceptos alcanza la suma de Gs. 950.268.263.