(Sin fines de lucro)

miércoles, 17 de mayo de 2017

La economía mundial se aceleró en los últimos 6 meses

El crecimiento de la economía mundial se ha acelerado en los últimos seis meses, en línea con las proyecciones, aunque las perspectivas para algunas de las regiones más pobres se deterioran, señaló la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En su informe sexenal titulado Situación y Perspectivas de la Economía Mundial, la ONU indicó que el cambiante panorama en las políticas internacionales eleva la incertidumbre en torno a las perspectivas de comercio mundial, la ayuda al desarrollo y las metas sobre el clima.

El informe identificó una recuperación tentativa de la producción industrial mundial, junto con la reactivación del comercio internacional, impulsada principalmente por una creciente demanda de importaciones desde el este de Asia.

En consecuencia, la ONU espera que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial se expanda 2.7% en el 2017 y 2.9% en el 2018, en línea con las proyecciones presentadas en enero pasado. En el 2016, en cambio, el crecimiento fue de sólo 2.3 por ciento.

La recuperación económica en América del Sur está emergiendo más lentamente de lo previsto y el PIB per cápita está estancado o incluso disminuyendo en varias partes de África, precisó el documento.

Asimismo, las proyecciones para el crecimiento del PIB en algunos de los Países Menos Adelantados (PMA) se han revisado a la baja desde enero. Así, el crecimiento de los PMA en conjunto estaría muy por debajo de la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de al menos 7.0 por ciento.

El informe reveló que, de acuerdo con la actual trayectoria de crecimiento, y suponiendo que no se produzca una disminución de la desigualdad de ingresos, casi 35% de la población de los PMA permanecería en la pobreza extrema en el 2030.

Los ODS tienen la intención de eliminar la pobreza extrema y el hambre en el mundo en el 2030, de acuerdo con los compromisos firmados por la comunidad internacional en el 2015.

El informe llamó a redoblar esfuerzos para fomentar un entorno que acelere el crecimiento de mediano plazo y para abordar la pobreza mediante políticas que reduzcan las desigualdades de ingresos y oportunidades.

El informe sugirió implementar una combinación de políticas de corto plazo para apoyar el consumo entre los más necesitados con políticas de más largo plazo a fin de mejorar el acceso a la asistencia sanitaria, a la educación y promover la inversión en infraestructura rural.

Lenni Montiel, subsecretario general para el Desarrollo Económico del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, enfatizó la “necesidad de revitalizar los compromisos mundiales de coordinación internacional de políticas”.

El objetivo, expresó Montiel, es “lograr un restablecimiento equilibrado y sostenido del crecimiento mundial, asegurando que no existan regiones rezagadas”.

El informe enfatizó, además, la mayor incertidumbre de políticas en el ámbito internacional, lo que dificultará un repunte de la inversión privada a nivel mundial.

Asimismo, los sectores corporativos de muchas economías emergentes son vulnerables a cambios en las condiciones financieras y las salidas de capital, lo que podría ser provocado por aumentos más rápidos de lo esperado de las tasas de interés en Estados Unidos.

La estimación de la ONU para la economía de México y Centroamérica es de 2.3% para este año y de 2.2% para el 2018.