(Sin fines de lucro)

martes, 9 de mayo de 2017

Son 12 las empresas que quieren construir el corredor de exportación

Un total de 12 empresas están interesadas en las obras de mejoramiento del corredor de exportación de 147 km, que unirá los distritos de Natalio, Itapúa, y Cedrales, Alto Paraná. La obra permitirá asegurar ruta de todo tiempo a distritos del sur del departamento, beneficiando a Cedrales, Domingo Martínez de Irala y Ñacunday.



El acto de apertura de sobres tuvo lugar el pasado 10 de abril  en el local del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y contó con la presencia de Pablo Silva, jefe de la Unidad Ejecutora del proyecto e Ignacio Gómez, director de Vialidad del MOPC, además de los representantes de las empresas.

Las firmas que presentaron sus ofertas son: Benito Roggio S.A, Ramón C. Álvarez S.A; Alves Riveiro S.A; Ilsung Construcciones; Constructora Santa Fe; Consorcio Tocsa- JCR y el Consorcio Ñacunday (T y C – M y T S.A). Además del Consorcio EMPA- CDD; Ecomipa S.A; Consorcio Ñacunday (Heisecke- Tecnoedil- Construpar); Consorcio CIVSA/FBS y Mota- Engil.

La vía tendrá su inicio en la ciudad de Natalio, Itapúa, y culminará en Cedrales, Alto Paraná. El proyecto cuenta con el financiamiento de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) por un monto estimado de USD 176.290.386.

La obra permitirá mejorar la eficiencia del transporte y fortalecer la competitividad del Paraguay como un país exportador, mediante el mejoramiento del corredor de exportación no pavimentado entre el Alto Paraná e Itapúa.

Esta forma parte del Proyecto de Mejoramiento del Corredor de Exportación de la Región Oriental, constituyéndose así en otros de los megaproyectos del Gobierno Nacional. Se trata de una obra reclamada por los distritos del sur del departamento hace más de 14 años y que será financiado por un crédito del gobierno del Japón.

La obra permitirá superar el aislamiento de comunidades enteras que en tiempo de lluvia quedan literalmente atrapados sin poder salir por falta de camino de todo tiempo. El proyecto contempla la construcción de dos puentes, una sobre el río Ñacunday, donde actualmente funciona una balsa y otra sobre el río Yacuy, en límite del departamento, con el distrito de Mayor Otaño, Itapúa. Este paso hay dos precarias balsas que conecta ambas comunidades. Este punto alguna vez tuvo un puente, pero cayó hace muchos años y desde entonces sigue allí.

Este es un proyecto constituye un sueño anhelado hace décadas por los pobladores de esta región. El anuncio del llamado a licitación para adjudicar la obra despierta las ilusiones de los vecinos de contar por fin con una ruta de todo tiempo.

Los municipios que serán beneficiados con este proyecto son Cedrales, Domingo Martínez de Irala, Ñacunday, Mayor Otaño, Carlos Antonio López, San Rafael del Paraná, Yatytay, Natalio, Capitán Meza, Hohenau y Cambyretá. En total, son tres distritos del Alto Paraná y ocho de Itapúa. Además del asfaltado, el proyecto prevé construir los dos puentes en Ñacunday, uno sobre el río homónimo y otro sobre el río Yacuy Guazú, que separa ambos departamentos.

La ruta es fundamental para permitir el despegue económico de poblaciones  como la de Ñacunday y Domingo Martínez de Irala, dos de los distritos más pobres del departamento y donde los más afectados son las comunidades paraguayas, que literalmente se encuentras aisladas de los grandes centros de consumo y de servicio y cada día tienen una mayor dependencia de municipios de lado argentino, en aspectos como en salud.  

El corredor de exportación entre los departamentos de Alto Paraná e Itapúa, que contempla la pavimentación de un trayecto de 147 kilómetros.  La obra tendrá el financiamiento del gobierno del Japón que otorgó al Paraguay un préstamo de USD 176,2 millones. 

La obra incluye rutas de accesos a los puertos de Campichuelo, Paredón, Don Joaquín, Paloma, Triunfo, Dos Fronteras y Torocuá. En varios de estos puntos ya se están realizando obras como pavimentación pétrea y asfáltica. Con esta ruta se conectarán además 7  puertos graneleros ubicados sobre la ribera del río Paraná.