(Sin fines de lucro)

jueves, 15 de junio de 2017

8.000 desempleados más se registraron en el primer trimestre del 2017

Recientemente, fueron publicados los resultados de la Encuesta Continua de Empleo que realiza trimestralmente la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos, correspondientes al primer trimestre del año 2017. Como es lógico, la suba de 0.8% de desempleo abierto (en números absolutos, unos 8.000 desempleados más) respecto del mismo trimestre del año 2016 generó preocupación en distintos ámbitos de la sociedad.

El análisis del comportamiento del desempleo en Asunción y su área metropolitana, a través de todos los informes trimestrales de la ECE desde el 2013 (incluso desde el 2010), siguen mostrando una tendencia general al descenso, con aumentos cíclicos del desempleo, no inferiores al 8%, en los primeros trimestres de cada año: (ver cuadro)

Como se observa, una constante del desempleo abierto en el área metropolitana de Asunción, es la tendencia a la suba en el primer trimestre de cada año, para luego descender gradualmente. Las posibles causas son varias y estas no son sencillas, sino complejas, y pueden radicar en:

La incorporación de contingentes de estudiantes secundarios egresados del año inmediatamente anterior, que comienzan a formar parte de la fuerza laboral, y que no encuentran trabajo inmediatamente al inicio del año siguiente, y que se reflejan en un aumento de la población que desea trabajar, pero no encuentra trabajo (población desempleada).

- El descenso de las actividades comerciales al principio de cada año, en comparación con el final del año anterior. Cada año, los meses finales se caracterizan por el incremento de la actividad comercial, el aumento del consumo con el aguinaldo, y, en empleo, por la contratación temporal de trabajadores, por ejemplo, para venta y promociones de bienes y servicios característicos de trabajos temporales de fin de año. Estas contrataciones cesan cuando finalizan las campañas o ciclos que les dieron origen. En contrapartida, en dos sectores, aumentan las contrataciones temporales: gastronomía y turismo, relacionados con el aumento del turismo durante el verano.

- Otro motivo del descenso de las actividades comerciales y de servicios en el área metropolitana del país pudiera deberse a, en menor medida, el periodo de vacaciones generalmente masivo entre los meses de enero y febrero, donde muchas familias aprovechan para salir de la ciudad o dirigirse a países vecinos, lo que contribuye a disminuir el consumo en Asunción y su área metropolitana.

- La relativa disminución de la inversión pública en obras: en el primer trimestre de cada año, por lo general, el estado prácticamente no realiza desembolsos, o realiza sólo desembolsos salariales y cumple con los últimos compromisos económicos del año anterior. Esto puede originar una disminución en el ritmo de las obras y la no contratación o la descontratación temporal de personal jornalero.

- El no ingreso de divisas provenientes de exportaciones. Las repercusiones sobre el empleo urbano se da en los servicios personales temporales que forman parte de las cadenas productivas de los productos de exportación (por ejemplo, disminución del personal de estiba, desestiba y transporte terrestre y fluvial de mercaderías en los puertos de Asunción y Villeta).

Por otra parte, se mantiene también la tendencia a la baja del subempleo, resultante de las políticas y campañas de formalización ejecutadas desde el estado. Esta tendencia está acompañada del aumento también sostenido del número de personas incorporadas a la seguridad social.

Se observa una disminución del salario general promedio, con respecto al mismo trimestre del año anterior. Ello podría tener que ver con el desajuste que se produce cuando se decreta un aumento del salario mínimo, entre los salarios del sector público y el sector privado (recordemos que el mes de diciembre del año pasado se produjo un ajuste del salario mínimo de 7.7%).

Los salarios públicos se ajustan con el Presupuesto General de Gastos de la Nación (y pueden llegar a requerir ampliación presupuestaria). Es probable que el ajuste de los salarios del sector público (nadie en el sector público puede percibir menos que el salario mínimo establecido para actividades diversas no especificadas en la capital) se refleje un alza general del promedio salarial a partir del segundo trimestre del año. Lo mismo cabe decir del salario promedio privado: habrá que esperar al siguiente trimestre para observar si se han producido los ajustes esperados del salario mínimo, tras el ajuste decretado en diciembre del 2016.

En síntesis: la tendencia general del desempleo sigue siendo al descenso, no pronunciado pero sí sostenido, con altas cíclicas del desempleo generalmente en el primer trimestre de cada año. Por otra parte, la tendencia a la formalización es más marcada, lo que implica que se está pasando de una economía informal a una economía más formal, con un mayor número de empleos dignos, decentes y productivos.

Desde el gobierno nacional, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y los demás organismos del estado continuarán trabajando en el diseño y la ejecución de estrategias adecuadas para la disminución constante del desempleo, la desigualdad y la pobreza, en el marco de la más amplia participación y transparencia.

Elaborado por la Dirección de Difusión de Información Institucional, con base en datos del Observatorio Laboral y de la Encuesta Continua de Empleo del primer trimestre de 2017.
economiavirtual.com.py