(Sin fines de lucro)

miércoles, 14 de junio de 2017

Cómo vivir con dinero y no morir en el intento

La educación financiera es muy importante, especialmente para los jóvenes de hoy ya que tienen expectativas muy diferentes a generaciones pasadas y se enfrentan a desafíos distintos, con recursos antes impensables. 

Con el fin de aclarar conceptos básicos relacionados a la gestión de ingresos, planificación, ahorro, deudas e inversión, la organización Superarte realizará una charla dirigida a los millennials este jueves 15 de junio en la universidad Columbia.
 
Las emociones juegan un papel importante en la toma de decisiones para los jóvenes, principalmente en lo que a finanzas se refiere. A fin de demostrar el poder de combinar la inteligencia financiera con la inteligencia emocional para alcanzar metas en la vida, la economista Adriana Bock y la Lic. Daisy Abente, directoras de Superarte, organización pionera en Educación Financiera Integral, dictarán la charla dirigida a jóvenes universitarios.

 "Si bien disponen de mucha información a través de Internet, constantemente buscan una manera propia de aplicar estos conceptos a sus vidas, ya que son algo escépticos y ante todo quieren permanecer fieles a su esencia. Por este motivo, ofrecemos ante todo un espacio para inspirar, debatir y aclarar dudas", indicó Adriana Bock.

La charla, que se realizará a las 18:30 horas, abarcará temas como la mentalidad financiera de los millennials a diferencia de otras generaciones, los cinco elementos clave de las finanzas, la diferencia entre salud financiera y libertad financiera, hábitos financieros saludables y simulación de ahorro e inversión. La inversión es de Gs. 40.000 para el público en general, y Gs. 20.000 para alumnos de la Universidad Columbia.
 
Finanzas millennial
Los millennials son catalogados como personas que buscan satisfacción inmediata y por lo tanto les cuesta pensar en el largo plazo, sin embargo, son bastante pragmáticos ya que al estar expuestos a una vorágine de información que puede resultar abrumadora, eligen enfocarse en el aquí y ahora más que en preocuparse por lo que puede pasar mañana.
 
Sin embargo, esto no quita que por momentos puedan sentirse angustiados por su futuro, aunque no siempre lo demuestren, según manifestó Bock. "Este "vivir el presente" conlleva ciertos riesgos financieros que no siempre analizan y cuando se encuentran con situaciones como el sobreendeudamiento (se estima que cerca del 70% de los jóvenes en nuestro país están sobre endeudados) sufren por falta de herramientas para salir de ello", señaló.
 
En cuanto al ahorro, si bien la mayoría de los jóvenes no aprendieron este hábito en sus casas, ellos saben que es algo que "deberían" practicar; por lo tanto el gran desafío es encontrar la motivación para hacerlo, según añadió. "El estilo de vida sin dudas influye, pero creo que lo que genera incertidumbre es el cambio constante que enfrentan (enfrentamos todos). La idea es aprender a gestionar las finanzas para lograr una mayor previsibilidad y tranquilidad", expresó la economista.
 
Emociones vs dinero
En cuanto al lado afectivo, la Lic. Abente señaló que como generación, en general se los identifica por estar hiperconectados a la tecnología, disfrutar del presente, tener flexibilidad de horarios, valoran el disfrute, y que no tienen problemas de cambiar de trabajo si no están a gusto.
 
"Las finanzas son un tema crucial para ellos pues las condiciones laborales y sociales cambiaron en comparación con otras generaciones, por lo tanto el uso del dinero también. Un estudio de la PWC del años 2012 indica que más del 54% de los millenials en EEUU está preocupado por sus deudas, por lo que manejar sus finanzas personales es un gran desafío", explicó. 
 
En ese sentido, agregó que si bien son una generación con acceso a la información, no todos se autoeducan. "Leer no es aprender, y creo que esta generación tiene sed de aprender a manejar efectivamente el dinero y las herramientas financieras disponibles en el mercado. Entender cómo se da la dinámica del dinero, del trabajo, del disfrute, del gozar la vida serán pilares para que puedan definir que estilo de vida llevar y las consecuencias de ello", manifestó. 

En definitiva, tanto Bock como Abente sostienen que la educación financiera es una de las bases para una buena calidad de vida, aunque los jóvenes no cuentan con muchos espacios para este tipo de aprendizaje, y en esta charla los participantes encontrarán algunas orientaciones que puede aportar valor para un mejor manejo del dinero y  para diseñar el futuro que quieran tener.