(Sin fines de lucro)

jueves, 8 de junio de 2017

El precio del petróleo cayó 4,75%

Los precios internacionales del petróleo cayeron fuertemente el miércoles ante el inesperado crecimiento de los inventarios en Estados Unidos.

El crudo referencial estadounidense, West Texas Intermediate (WTI), registró una caída de 4,75% para ubicarse en 45,90 dólares el barril, mientras el Brent del mar del Norte mostró una contracción de 3,95%, a 48,15 dólares por barril.

El fuerte retroceso se derivó del incremento en los inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos, lo que despertó el temor de que los recortes acordados en la pasada reunión de la OPEP no estén impactando en el exceso de la oferta global.

De acuerdo con la Administración de Información Energética (EIA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, los inventarios de crudo aumentaron en 3,3 millones de barriles a 513 millones, cifra que estuvo muy lejos de los pronósticos de una caída de 3,5 millones.

Los inventarios de gasolina también se incrementaron inesperadamente, mientras que las importaciones subieron, según datos de la EIA.

Vuelve el nerviosismo
Los precios de los hidrocarburos cayeron también por las fuertes tensiones diplomáticas existentes entre seis naciones árabes y Qatar, a quienes los primeros acusan de financiamiento al terrorismo yihadista.

De hecho, Qatar había acordado disminuir sus suministros petroleros apenas en 30,000 barriles de crudo al mes como parte de un acuerdo global.

Los analistas dicen que el riesgo de rivalidades entre miembros de la OPEP podría debilitar el acuerdo de recortes a la producción. Adicionalmente, a algunos expertos en el mercado ya les preocupa el aumento de la producción de Libia y Nigeria, que están eximidos del pacto.

Los expertos también dijeron que el aislamiento de Qatar generado por la parálisis comercial que sufre ofrecía apoyo de corto plazo a los precios del petróleo.

Escenario complicado
La analista del sector energético de Banco Base, Ana Azuara, comentó que el escenario del mercado se ve difícil para los siguientes meses, debido a expectativas de que Estados Unidos seguirá incrementando su producción de crudo.

Mencionó que 48% del petróleo en ese país es utilizado para la producción de gasolina, por lo cual un aumento en los inventarios y un retroceso en su demanda implicarían una menor demanda de petróleo para la fabricación del energético.

La especialista mencionó que en abril de este año el precio del petróleo alcanzó 43 dólares por barril, por lo que no sería raro ver nuevamente cotizaciones en esos niveles para los siguientes días.

Anticipó que en el verano podría existir una recuperación del precio del petróleo, tras la perspectiva de un aumento en la demanda de gasolina en EEUU, aunque previsiblemente no subiría de 50 dólares por barril.