(Sin fines de lucro)

martes, 13 de junio de 2017

Grecia aprueba más medidas de austeridad

El Parlamento griego aprobó  una serie de medidas adicionales —incluida la congelación de pensiones hasta el 2022— reclamadas por los acreedores en el marco de la segunda revisión del tercer rescate, cuyo cumplimiento se debatirá en el Eurogrupo el próximo jueves.

Se trata de cinco medidas que no figuraban en el paquete inicial de requisitos y que el Gobierno puso a votación por el procedimiento de urgencia, como enmienda a una ley sobre política pesquera, lo que desencadenó la protesta cerrada de toda la oposición.

Entre las medidas figura el aplazamiento, del 2021 al 2022, de una eventual alza de pensiones.

Sin embargo, antes de un posible incremento de las pensiones, ajuste que depende de la evolución del Producto Interno Bruto, los jubilados sufrirán un nuevo tijeretazo en el 2019, según el plan acordado con los acreedores internacionales y votado ya en mayo pasado.

Por exigencia de los acreedores, el Gobierno de Alexis Tsipras ha tenido que abandonar además su compromiso de restablecer los convenios colectivos una vez concluido el programa de rescate en agosto del 2018.

En el debate parlamentario, el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, justificó las medidas con el argumento de que Grecia quiere ir al Eurogrupo sin un sólo cabo suelto que dé argumentos a los acreedores para esquivar hablar del problema del alivio de la deuda, que es el principal caballo de batalla de Atenas.

“Hemos acelerado la votación porque en el Eurogrupo muchos quieren convertir el debate sobre la deuda en un debate sobre los requisitos previos”, señaló.

Los acreedores exigen incluso aclaraciones adicionales sobre los más mínimos detalles de temas ya resueltos, se lamentó Tsakalotos.

Con esta nueva vuelta de tuerca a las reformas acordadas, el Gobierno de Tsipras se ha propuesto ir al Eurogrupo sin un solo asunto pendiente que impida el cierre de la segunda evaluación.

Para Atenas el desembolso de un nuevo tramo de ayuda, de cerca de 10.000 millones de euros, es importante, pues en julio afronta vencimientos de deuda por valor de 7.000 millones de euros.

Pero más importante aún es que los socios europeos y el Fondo Monetario Internacional aprueben medidas que sirvan para incentivar el crecimiento, restablecer la confianza de los inversionistas y posibilitar un regreso paulatino de Grecia a los mercados financieros internacionales.

economiavirtual.com.py