(Sin fines de lucro)

jueves, 22 de junio de 2017

Hacienda plantea diálogo entre todos los sectores sobre impuesto a la soja

La ministra de Hacienda, Lea Giménez, instó a todos los sectores involucrados a analizar y debatir en conjunto sobre las consecuencias que podría ocasionar la implementación del impuesto del 15 por ciento a la exportación de granos en estado natural (principalmente, soja) y así plantear alternativas de solución al tema.   

Ayer miércoles, según pública el sitio ip.gov.py,  el Ministerio de Hacienda dio a conocer su postura con respecto al proyecto que busca gravar el impuesto a la agroexportación de soja en 15 por ciento. Giménez dijo que existen tres premisas fundamentales que se deben tener en cuenta sobre este punto antes de realizar cualquier implementación de impuestos al sector, al tiempo de plantear algunas alternativas de solución.
Primeramente afirmó que cualquier aplicación de impuestos a este sector será trasladado de una u otra manera al productor. “Hay que sacarse la idea de que si se genera un impuesto al agroexportador, eso no afectará al productor”, dijo.En segunda instancia destacó que la contribución del sector agrícola desde la implementación del Iragro en 2014 se ha triplicado si se hace la comparación con los años anteriores.
Partiendo de las dos premisas planteadas, se destaca que los recursos de este sector aportan el 19 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al Paraguay, indicó.
“Es cierto que este sector en principio podría contribuir más, pero también hay que entender el impacto que podría tener cualquier cambio que se llegue a implementar”, sostuvo Giménez.
Impacto negativo en la economía
Por otro lado, la ministra advirtió sobre el impacto que podría tener un impuesto de esta naturaleza sobre la economía nacional en su conjunto señalando que al trasladarse el impuesto sobre el productor se reduce su nivel de competitividad y se plantea la posibilidad de que los mismos se trasladen a otros países donde continuar su actividad.
Indicó que con el planteamiento legislativo por un lado se estará aplicando un 15 por ciento de impuesto a la exportación de soja y por otro la no devolución de créditos fiscales al exportador. “Consideramos que ese proyecto tiene como objetivo recaudar más, que no nos parece inadecuado, pero ello podría tener un impacto demasiado nocivo y nefasto para la economía del Paraguay”, dijo.
De darse estos impuestos ello será trasladado íntegramente al productor, se va a reducir la producción y exportación de granos ya que este sector se va a volver menos competitivo y este sector es muy volátil, ya que los productores pueden trasladarse a otros países, afectando no solo al sector sojero sino a toda la economía, añadió.