(Sin fines de lucro)

sábado, 10 de junio de 2017

Paraguay goza de unas finanzas públicas robustas y saludables

Las mejores prácticas internacionales centran la atención en el cumplimiento de la Regla Fiscal en la ejecución presupuestaria (PGN ejecutado), información relevante para el análisis de la sostenibilidad fiscal y la robustez de las finanzas públicas de un país, desde la perspectiva de los expertos nacionales e internacionales, Calificadoras de Riesgo y Organismos Multilaterales.

Si bien la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) del Paraguay establece reglas para la elaboración y aprobación del Presupuesto, teniendo en cuenta las mejores prácticas internacionales, el Gobierno se ha comprometido a cumplirlas durante la ejecución, hecho que se demuestra con el cabal cumplimiento de las mismas en la ejecución presupuestaria del ejercicio 2016, lo que volverá a ocurrir en el 2017. ver cuadro

Es importante distinguir los momentos dentro del ciclo presupuestario. Primero, el Presupuesto aprobado (PGN aprobado) corresponde al sancionado por el Congreso Nacional y promulgado por el Presidente de la República a inicios de un año fiscal. Segundo, el Presupuesto vigente (PGN vigente) que incluye todas las modificaciones y/o ampliaciones presupuestarias realizadas y aprobadas por Ley durante y hasta el fin del ejercicio fiscal en curso. Tercero, el Presupuesto ejecutado (PGN ejecutado), que corresponde al resultado fiscal efectivamente realizado, el cual es el único que tiene un impacto real en la economía.

Entonces, el PGN aprobado corresponde a una estimación de ingresos y una autorización máxima de gastos, que no necesariamente se cumple en la práctica o en la ejecución (PGN ejecutado), la cual es administrada por el Ejecutivo vía normas como el Plan Financiero de forma de asegurar el cumplimiento efectivo de las reglas de la LRF. Es así que el déficit efectivo observado en la ejecución puede ser inferior al déficit presupuestario.

A fines del 2016, el Poder Ejecutivo decidió vetar el proyecto de Presupuesto 2017 sancionado por el Congreso Nacional, considerando los aumentos salariales propuestos por el Legislativo, que oscilaban entre el 15% y 20%, los cuales no contaban con financiamiento efectivo, hecho que iba impedir definitivamente el cumplimiento de la tercera regla de la LRF, en la cual se establece que los aumentos salariales en el sector público sólo pueden darse hasta el mismo porcentaje del incremento del salario mínimo vital. Asimismo, la limitación del Presupuesto para el servicio de la deuda pública y para la implementación de la política monetaria fue otro motivo del veto.

Con el veto, conforme lo establece la normativa, entra en vigencia para el ejercicio 2017 el Presupuesto vigente del ejercicio fiscal anterior (2016), con sus ingresos, autorización máxima de gastos y financiamiento. Esto, conforme a la metodología establecida en la norma reglamentaria de la LRF, resulta en un déficit del Presupuesto vigente (que no es lo mismo que el déficit efectivo) del 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB), el cual incorpora el déficit presupuestario inicial del 2016 (-1,5% del PIB) y las ampliaciones realizadas durante dicho ejercicio 2016. Es importante recordar que la ejecución del Presupuesto en el ejercicio fiscal 2016 resultó en un déficit efectivo del 1,4% del PIB (PGN ejecutado), cumpliendo en estricto rigor con el límite establecido en la LRF.

Considerando que el crecimiento de la economía para el presente año generará ingresos adicionales no contemplados en el PGN vigente del 2016, la ejecución del Presupuesto de la Administración Central cumplirá estrictamente con los límites establecidos en la LRF, con un déficit fiscal efectivo estimado del 1,5% del PIB para el 2017 (PGN ejecutado – Estimación Cierre). Es relevante mencionar que estas explicaciones han sido oportunamente realizadas por el Poder Ejecutivo al Legislativo, por medio de la Nota MH N° 55 del 27 de enero de 2017 remitida a la Comisión Permanente del Congreso Nacional.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reciente evaluación de la economía paraguaya ha destacado a Paraguay por el cumplimiento de la LRF en el 2016, manifestando su confianza de que volverá a cumplirla en el 2017. Asimismo, resaltó como positiva la adecuada orientación de su política fiscal hacia la inversión pública que propicia el crecimiento.