(Sin fines de lucro)

jueves, 22 de junio de 2017

Petroleras de EEUU defienden la tasa de carbono

Grandes petroleras estadounidenses expresaron el martes su apoyo a la aplicación de una tasa a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que perjudican el clima del planeta.

En un aviso en medios estadounidenses, ExxonMobil, BP, Total y Shell defendieron esa tasa que ya había sido presentada en febrero con el apoyo de notorios republicanos, como los ex secretarios de Estado James Baker y George Shultz, que integran una organización contra el cambio climático.

La tasa sería de 40 dólares por tonelada de CO2 y se aumentaría progresivamente. El precio de gasolina en la bomba teendría un incremento de 36 centavos de dólar lo que inicialmente significaría una recaudación de unos 200,000 millones de dólares. Esa suma sería luego redistribuida entre las familias estadounidenses. Se estima que una familia de cuatro personas recibiría unos 2,000 dolares.

Esta medida reemplazaría las aplicadas durante la administración de Barack Obama, entre ellas el establecimiento de topes para las emisiones de las centrales a carbón.

La tasa al carbono sería una forma de estimular la reducción de las emisiones a pesar de que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo mundial de preservación del clima.

El gravamen ya había tenido el apoyo de otras petroleras así y el de compañías como PepsiCo, General Motors, Schneider Electric, Santander, Procter & Gamble, Unilever y Johnson & Johnson.