(Sin fines de lucro)

lunes, 3 de julio de 2017

Brasil cerró el mes de mayo con déficit fiscal mucho peor de lo esperado

Resultado de imagen para brasilEl déficit fiscal del mes de mayo en Brasil fue mucho peor de lo que inicialmente estaba previsto. Resultó ser peor de lo jamás haya registrado el país para el mes. Esta situación se observa mientras la economía pelea por recuperarse de la recesión más profunda de su historia.


El denominado déficit primario del Gobierno central, que excluye los intereses pagados sobre la deuda pública, alcanzó un total de 29.400 millo­nes de reales (US$ 8.900 millones) el mes pasado, sustancialmente más de los 20.000 millones de reales previstos por los economistas encuestados por Bloomberg.

La cifra publicada por el Tesoro el jueves, que no considera el desempeño de los estados y munici­pios, fue la tercera peor de una serie que se remonta a 1997.

La recaudación tributaria de Brasil sufrió una fuerte caída a medida que la pro­longada recesión socavó la demanda interna. Mien­tras que el Tesoro dice que los ingresos ya no dismi­nuyen, la recuperación ha sido lenta debido a que la incertidumbre política retrasa las decisiones de inversión y los consumi­dores pagan deuda antes de hacer grandes compras.

El mal desempeño de mayo también refleja el impacto de los llamados “precatorios”, que son pagos ordenados por los tribunales en demandas donde el Gobierno ha per­dido y ya no puede apelar, dijo la secretaria del Te­soro Nacional, Ana Paula Vescovi, a periodistas en Brasilia. “El pago de precatorios usualmente ocurre dos veces al año. Este año, decidimos pagarlos en mayo y junio”, dijo.


El Gobierno sigue comprometido con la meta fiscal de este año y tiene instrumentos para ha­cerlo, agregó Vescovi, mencionando medidas que podrían aportar unos 15.000 millones de reales en ingresos adicionales este año.