(Sin fines de lucro)

sábado, 1 de julio de 2017

Cómo puede la inteligencia artificial impulsar el crecimiento económico de América Latina

América Latina se encuentra en un proceso de transformación con una clara apuesta por la digitalización. Según un estudio de Accenture Research, la inteligencia artificial podría aumentar un punto porcentual el PIB latinoamericano para 2035.

Las tecnologías exponenciales avanzan imparables y así lo confirmaron los expertos que participaron recientemente en la feria internacional de tecnología para el sector bancario ‘Ciab-Febraban 2017’ que se realizó en Sao Paulo, Brasil. 

El encuentro presentó en exclusiva el informe ‘Cómo la inteligencia artificial puede acelerar el crecimiento de América del Sur‘, realizado por Accenture Research, que compara cinco economías latinoamericanas (Argentina, Chile, Colombia, Perú y Brasil) junto con otros mercados emergentes asiáticos y analiza la influencia de la inteligencia artificial en el PIB.

El estudio concluye con la idea de que el potencial de la inteligencia artificial en la región podría agregar hasta un punto porcentual a los índices de crecimiento económico anuales en toda América Latina para el año 2035. Y es que la región ha empezado a incluirla en su día a día, fomentando su uso e invirtiendo en nuevos medios para aprovechar todo su potencial.

La clave es darse cuenta de que la inteligencia artificial es algo más que solo otra oleada tecnológica”

“Los datos mejoran la experiencia del cliente y optimizan los procesos”

Según el informe, “las empresas mineras ya están utilizando máquinas autónomas en las minas de Perú; los reclutadores de personal aprovechan los algoritmos de ‘emotion analytics’ en Chile, y los clientes de los bancos, de las aerolíneas y de los retailers en toda la región están hablando con ‘chatbots’ (programas que ‘conversan’ con las personas al proveer respuestas automáticas a entradas hechas por el usuario)”.

Accenture afirma que, para poder integrar correctamente la inteligencia artificial dentro de nuestro sistema de crecimiento, tienen que trabajar en conjunto las personas encargadas de formular las políticas públicas en cada país junto con los líderes de negocios. Tal y como expresa la publicación mencionada, “pero con la idea de que la IA no es simplemente otra tecnología que mejora la productividad, sino la herramienta que puede transformar nuestro pensamiento sobre cómo se genera el crecimiento”.

En términos de valor agregado bruto, Chile y Perú serían los países que aumentarían más sus tasas de crecimiento con la inteligencia artificial, incrementando un 1% y llegando a un 4,5% y un 4,2%, respectivamente. Le seguirían Brasil, con una variación de 0,9% del PIB, Colombia con un 0,8% y Argentina con un 0,6%.

La inteligencia artificial se consolida como un factor de producción completamente nuevo

Los economistas han valorado la inteligencia artificial dentro de la mejora productividad total de los factores (PTF). Esto tendría sentido en tecnologías como la electricidad, el ferrocarril o la tecnología informática que sí servían como mejora de la productividad y no como un factor en sí mismo. Es por ello por lo que no se valoraba anteriormente el efecto que podía tener dentro del crecimiento de las economías latinoamericanas.

El modelo tradicional de crecimiento tenía en cuenta tres factores fundamentales: capital, mano de obra y la PTF. Sin embargo, y tras los avances tecnológicos recientes en materia de inteligencia artificial se debería crear un modelo adaptado de crecimiento que incluya a la IA como un factor más, a la misma altura que el capital, que la mano de obra y que el PTF.

La tecnología avanza exponencialmente y no se trata de un paradigma lineal”

“La clave es darse cuenta de que la IA es algo más que solo otra oleada tecnológica. Se trata de un híbrido único de capital y mano de obra. A diferencia de las tecnologías anteriores, la IA crea una fuerza laboral completamente nueva”, menciona el informe. De hecho, uno de los ejemplos que se citan dentro de esta publicación es que los asistentes virtuales han llegado a revisar 1.000 documentos legales en apenas unos días, mientras que este mismo trabajo desempeñado por tres personas podría durar hasta seis meses.

Los datos son para la inteligencia artificial lo que el alimento es para los seres humanos

Las reglas del juego estaban cambiando, el mundo estaba cambiando y había que tomar una decisión. La tecnología avanza exponencialmente y no se trata de un paradigma lineal. En los próximos cinco años, la tecnología habrá avanzado tanto como en la última década.

Es por ello que las innovaciones tecnológicas han evolucionado (y continuarán haciéndolo) de manera que la inteligencia artificial se incluya en nuestro día a día. Esta idea está impulsada por dos factores principales: el acceso ilimitado al poder computacional, principalmente derivado de la escalabilidad que permite la nube y el crecimiento del ‘big data’.

De hecho, según menciona el citado informe con relación a las palabras pronunciadas por Barry Smyth, profesor de ciencias de la computación en la University College Dublin, en un mundo que cada vez es más digital, el aumento exponencial de los datos contribuye constantemente las mejoras de la inteligencia artificial, ya que “los datos son para la IA lo que el alimento es para los seres humanos”.