(Sin fines de lucro)

lunes, 24 de julio de 2017

Paraguay encabezará el crecimiento económico ante Uruguay, Argentina y Perú en el 2017

Las economías de Paraguay, Uruguay, Argentina y Perú crecerán más que la de México en el 2017, según estima BBVA en su reporte Situación Latinoamérica.

No obstante, pese la incertidumbre de inicios de año sobre todo por la nueva Presidencia de Estados Unidos encabezada por Donald Trump, el PIB del país azteca crecería más que el de Colombia, Chile y Brasil.

Dado el discurso contra México que Donald Trump emprendió durante su campaña electoral, a principios del 2017 se cayeron las expectativas económicas para este país, pero a la par que dicha política se ha venido moderando, los pronósticos han mejorado.

En este sentido, BBVA estima que Paraguay crecerá 3,7% en el 2017, seguido de Uruguay con 3,2%, Argentina 3,8% y Perú 2,2 por ciento. México, con los datos que se tienen hasta el momento, repuntaría en su economía 1,6% (menos que 2,0% del 2016); Colombia 1,5%; Chile 1.3% y Brasil apenas 0,6 por ciento.

Para toda la región de América Latina, BBVA prevé que en el 2017 el crecimiento sea de 0,8%, contra -1,2% registrado en el 2016, lo cual representaría una salida lenta en la desaceleración de la región de los últimos años.

“La recuperación estará apoyada en la salida de la recesión de Argentina y Brasil. El resto de los países se desacelerará en el 2017 respecto al 2016”, señala el documento.

BBVA refiere que para el 2018 Perú será quien encabece el crecimiento de la región con 3,9%; seguido de Paraguay con 3,5%; Uruguay 3,1%; Argentina 3,0%; Chile 2,4%; México 2,0%; Colombia 2,0%, y Brasil con 1,5 por ciento. Para América Latina se espera un repunte de 1,7% para el próximo año.

En el caso específico de México, BBVA destaca que mantiene sus previsiones de crecimiento de 1,6 y 2,0% para el 2017 y 2018 respectivamente, a pesar de la sorpresa al alza en el primer trimestre de este año.

“En un contexto de debilidad del consumo y de la inversión, el crecimiento se vería impulsado sobre todo por el sector externo, suponiendo que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte se lleve a buen término”, refiere.

La entidad también enfatiza el giro que ha habido en el tipo de cambio con una apreciación reciente del peso, misma que podría seguir en el corto plazo, además de que han mejorado los indicadores de confianza; y que la inflación, a su parecer, ha finalizado su ascenso.

“En México la inflación continuó aumentando por el efecto rezagado de la depreciación y el aumento de precio de los combustibles. Pero la fortaleza reciente del tipo de cambio haría que las alzas de la inflación hayan llegado a su fin en julio y que hacia adelante caiga”, afirmó.

Asimismo estima que, en materia de política monetaria, los incrementos por parte del Banco de México (Banxico) hayan llegado su fin. “El ciclo de endurecimiento monetario habría llegado a su fin, y se mantendrían las tasas de interés estables hasta mediados del 2018, mientras la inflación desciende hacia su objetivo”.

“La recuperación del crecimiento (de la región) en el 2017 frente al año pasado estará apoyada en la salida de la recesión de dos de las principales economías regionales (Brasil y Argentina), pues en la mayoría del resto de los países se producirá una desaceleración de la actividad en el 2017 respecto al 2016, lastrado por shocks externos (retórica proteccionista en EU, si bien más moderada que hace seis meses, y debilidad de la demanda externa), pero también la mencionada falta de vigor de la demanda interna”, señala.