(Sin fines de lucro)

lunes, 28 de agosto de 2017

El crecimiento económico está movido por la diversificación y la inversión

En un contexto de lenta recuperación de la economía global y de América Latina en este 2017, Paraguay mantiene una expectativa de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en torno al 4,2, fruto de la diversificación productiva, de la inversión pública y de una política fiscal pro-crecimiento.


Así lo explicó la ministra de Hacienda, Lea Giménez, durante una conferencia magistral sobre la Situación Económica Paraguaya y su Perspectiva para el año 2018 que brindó en la tarde del viernes pasado ante estudiantes, profesores, directivos y autoridades locales en la sede de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), en Encarnación.

La secretaria de Estado remarcó que la economía paraguaya presenta un desempeño notable, porque mantiene un nivel de crecimiento macroeconómico sostenido, con un promedio del 6% entre el 2013 y el 2017 (pese al adverso escenario internacional con la baja de los precios de los commodities). Igualmente, porque ha sido capaz de desacoplarse de la coyuntura que impera en la región, principalmente, ante el escenario recesivo que afecta a sus principales vecinos, Brasil y Argentina. “Ya no podemos esperar a que los precios de los commodities muevan la economía, tenemos que ponernos a pensar qué más vamos a hacer”, señaló la titular de la cartera fiscal.

En este contexto, la ministra explicó que nuestro país este año registra un récord de gasto en inversión, precisamente, porque la política fiscal de esta Administración de Gobierno ha puesto particular énfasis en el impulso de la inversión pública con proyectos de alto impacto en la economía, así como en la racionalización del gasto. Asimismo, resaltó como desafíos “mejorar la productividad y la innovación, impulsar la infraestructura y continuar aumentando el nivel de inversión, que sigue siendo bajo y debería por lo menos duplicarse para empezar a disminuir la brecha”. Igualmente, destacó que la transparencia influyó en gran medida en la reducción del gasto público.

Entre las importantes obras públicas que propician un mayor crecimiento, la ministra Giménez mencionó la ampliación de la Ruta III, el Súper Viaducto, el Acceso Costanera Norte, la Autopista Ñu Guazú, la Ruta Caazapá-Yuty, la Ruta Concepción-Vallemí, la construcción de 2.085 viviendas sociales, ampliación de las Subestaciones de la ANDE de Molino y Villa Aurelia y la construcción de la Subestación de Fram, entre otros.
Así también destacó que se ha fortalecido el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), se ha preservado la Responsabilidad Fiscal y el manejo prudente del crédito público, todo esto a través de la implementación de políticas de racionalización del gasto.

En el plano social, la titular de la cartera fiscal remarcó que este Gobierno ha priorizado la inversión en programas emblemáticos como Tekoporá y Adultos Mayores al aumentar la cobertura a 150.000 familias para el primero, y al llegar a 182.000 beneficiarios para el segundo.