(Sin fines de lucro)

sábado, 12 de agosto de 2017

Facturación electrónica arrancaría con un plan piloto en 2018

En el primer semestre del año 2018, la Administración Tributaria pondría en marcha un plan piloto de implementación de la facturación electrónica, que pretende involucrar a 20 o 25 empresas inicialmente, a fin de probar y de ajustar el proyecto. 

La entrada en vigencia de la facturación electrónica supondrá además un gran paso del país hacia la utilización plena de tecnología de punta, cuidando el medio ambiente con la eliminación del papel, objetivo este a mediano plazo. 

De este tema, el presidente de la República, Horacio Cartes, fue puesto al tanto en la víspera por la ministra de Hacienda, Lea Giménez; la viceministra de la Subsecretaría de Estado de Tributación(SET), Marta González Ayala, y su equipo técnico, en el curso de una reunión desarrollada ayer por la tarde en Mburuvicha Róga.

Al término de este encuentro, la viceministra González Ayala informó que realizaron una presentación al Presidente respecto a la ruta crítica de la factura electrónica, en vista a que el siguiente paso para esta etapa es la firma de un decreto del Poder Ejecutivo para institucionalizar este proyecto. 

“Este es un proyecto muy ambicioso y de mediano plazo. Nosotros estamos estimando que para el primer semestre del año próximo podamos arrancar con el plan piloto, que va a involucrar a unas 20 0 25 empresas que serían las que se adherirían a este proyecto, en esta primera etapa con quienes vamos a trabajar para probar bien, para ajustar los enormes ajustes que hay que hacer en una implementación de esta envergadura. Luego una segunda etapa de voluntariedad en donde vamos a decir a los contribuyentes quiénes desean adherirse y, finalmente, ya en el término de tres a cuatro años una etapa de obligatoriedad”, afirmó la subsecretaria.

Asimismo, mencionó que con la factura electrónica se va a eliminar el uso del papel, lo que para el empresario y su empresa va a ser una facilitación enorme y una economía increíble, porque eso es lo que se está viendo que se está dando en otros países con la utilización de la factura electrónica.

“Imaginen ustedes que hay empresas grandes en Paraguay que tienen ventas masivas, por ejemplo, un supermercado, una multitienda, que al minuto están expidiendo facturas y esto implica que tienen que mantener una enorme cantidad de estos documentos por el término de 5 años. Esto se va a eliminar y a partir de la implementación de la factura electrónica, exclusivamente, va a ser por medios magnéticos, que los contribuyentes tendrán que tener resguardados estos documentos”, precisó. 

Finalmente, la viceministra González Ayala remarcó que la implementación de la factura electrónica en el Paraguay en primer lugar va a facilitar y va a generar una enorme economía para los contribuyentes y, en segundo lugar, esto también va a generar un aporte sumamente importante hacia las mejoras o preservación del medio ambiente.