(Sin fines de lucro)

sábado, 5 de agosto de 2017

Ley de condonación es poner en juego las finanzas públicas, sostiene analista

El analista financiero Stan Canova declaró que la decisión de vetar la ley de financiación de la deuda campesina fue una decisión analítica, ya que el proyecto pone en juego las finanzas públicas.

En entrevista para Paraguay TV HD este viernes, Canova señaló que el monto a financiar es uno muy importante, “de un presupuesto de más del 30% anual que afectará a todos”.
Por otro lado, manifestó que los congresistas tenían la responsabilidad de hacerse asesorar en el tratamiento del proyecto de ley. En ese sentido, criticó la aprobación de la ley sin haberse hecho el trabajo de análisis de los números que se pretendían con el subsidio.
Destacó que no se esperaba la decisión del Presidente Horacio Cartes, al vetar el mencionado proyecto de ley, ya que se vivía un factor político importante. “El Presidente Cartes tomo una decisión netamente analítica”, sostuvo.
“Es imposible que se pueda sacrificar a un BNF, Hacienda, CAH, para pagar deudas que van a entrar directamente en pérdidas”.
El asesor indicó que espera que los parlamentarios puedan ahora analizar con mayor seriedad los números, las regiones, de cómo impactar en la gente que es agricultora con la ley.
Alternativas a la condonación
Canova explicó que la solución pasa por el desarrollo de políticas públicas con un trabajo en conjunto con instituciones como el Ministerio de Agricultura (MAG), la Secretaría de la Vivienda (Senavitat), el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) y los campesinos.
“Son microempresarios, hay que darles ese trato, lo que ahora hicieron son solo parches políticos de parte de la oposición que tampoco se han preocupado por brindarles una mejor calidad de vida”, manifestó.
En el caso del subsidio, explicó que el mismo consiste en que el Estado se encargue de una porción del precio de un producto, por ejemplo, del pasaje o la gasolina.
“Si traducimos a lo que es el campesinado”, continuó, “estoy de acuerdo que se les subsidie pero el precio de los productos que estén trabajando; el agricultor que se queja de que su precio no le alcanza para al menos empatar, si su precio es de 1.200, que el Gobierno le subsidie 300, pero esto se debe encarar segmentando a quienes son los que trabajan”.
Señaló finalmente que la manera más inteligente es la de plantear la refinanciación: ”si  yo debo 20 millones, el Estado te puede decir,  ‘voy  a hacer que no pagues por dos o tres años, te voy a ayudar por la cosecha con asistencia técnica, si se quiere con subsidio en el precio de los productos,  vas a poder trabajar, y con esa ganancia con ese retorno se puede hacer frente a las  deudas y así no sacamos de otros rubros’”.
Como mensaje final Canova instó a los campesinos a no seguir más a profesionales seudo líderes que solo buscan sacar  rédito político, que ya están acostumbrados a realizar este tipo de trabajos pero que solo benefician a unos pocos.
“Hay que buscar liderazgos sanos, de gente que trabaja y sean válidos como interlocutores ante el gobierno,  pero haciendo bien las tareas, así se llegará a buen puerto”, dijo.