(Sin fines de lucro)

viernes, 22 de septiembre de 2017

Científicos analizan degradación ecológica durante encuentro en la triple frontera

 En la región de la  triple frontera, (Brasil, Argentina y Paraguay) se congregaron más de 1.000 científicos y profesionales de restauración, representando organizaciones ambientales y de desarrollo, corporaciones privadas, agencias gubernamentales y líderes comunitarios, en el marco de marco de la  7ª Conferencia Mundial sobre Restauración Ecológica.


Durante cinco días de debates científicos, talleres prácticos, discusiones políticas y viajes de campo, esos delegados de más de 55 países discutieron el estado de la restauración ecológica en todo el mundo. Se insistió en la necesidad para con la degradación ecológica e iniciar la restauración de los ecosistemas – “ahora es el momento de revertir la marea de destrucción ambiental”.

En un comunicado de prensa, señala que este importante encuentro resultó de la confluencia entre la Sociedad Internacional de Restauración Ecológica (SER), la Sociedad Brasileña de Ecología de la Restauración (SOBRE) y la Sociedad Iberoamericana y del Caribe de Restauración Ecológica (SIACRE). Estas organizaciones emitieron en conjunto un Llamado a la Acción para enfrentar los desafíos y oportunidades asociados a la restauración de todos los ecosistemas, así como la necesidad urgente de revitalizar y reforzar los vínculos esenciales entre la naturaleza y la sociedad humana.

"Si se hace de forma eficaz y sostenible, con foco en resultados reales basados en métricas, la restauración ecológica ayudará en gran medida a proteger la biodiversidad, mejorar la salud y el bienestar humanos, garantizar la seguridad alimentaria y el agua, entregando bienes servicios y prosperidad económica, y proporcionando contribuciones críticas para la mitigación y adaptación al cambio climático”, refiere parte del documento divulgado a los medios de prensa.

“Nunca hubo una necesidad mayor de este llamamiento. Sólo esta semana, titulares alarmantes en todo el mundo han reportado huracanes, inundaciones e incendios que están causando una pérdida extraordinaria de vidas, propiedades y la seguridad alimentaria y del agua. Los desastres naturales y causados por el hombre son intensificados por decisiones políticas que favorecen beneficios rápidos en detrimento de la protección ambiental”, añadió.

"El intento del gobierno brasileño de revertir la protección ambiental en Brasil, incluida la Amazonia, no representa la voluntad del pueblo brasileño, el consenso científico o las necesidades de las generaciones futuras. No sólo Brasil debe fortalecer sus protecciones ambientales, pero debemos elevar el compromiso de nuestro país con la restauración de alta calidad ", dijo José Marcelo Torezan, presidente del Consejo de Administración de la 

SOBRE.

Sostuvo que a pesar de tantas amenazas al medio ambiente, la Declaración se abre con optimismo. La restauración ecológica es una herramienta fundamental para prevenir desastres ambientales y mitigar los impactos del cambio climático. 

El mundo está entrando en una era de restauración ecológica con gobiernos en todo el mundo asumiendo compromisos impresionantes para restaurar tierras degradadas a través del Bonn Challenge, la Iniciativa 20x20 en América Latina, el Plan de Acción de Corto Plazo para la Restauración del Ecosistema de la Convención sobre Diversidad Biológica, los Objetivos de Desarrollo 

Sostenible 2030 de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre cambio climático.
"Cumplir estos compromisos internacionales requerirá una expansión increíble y consistente de las inversiones en recursos humanos y financieros para la restauración, tanto del sector público como privado", dijo Consuelo Bonfil, presidente del Consejo de Administración de SIACRE.
"Esta conferencia destaca el ambicioso impulso global para la restauración ecológica. El mundo está trazando un nuevo camino para una economía verde que beneficia a la naturaleza y a las personas", dijo Al Unwin, presidente del Consejo de Administración de la SER.


La edición de este año de la conferencia global se centró en la conexión de la ciencia con la práctica de la restauración para garantizar que los gobiernos, la industria y los profesionales tengan herramientas y recursos para implementar efectivamente esta importante agenda de restauración.