(Sin fines de lucro)

lunes, 25 de septiembre de 2017

En agosto Argentina y México registran inflación interanual más alta de la región

Con un 23,10%, Argentina es el país de la región con la cifra de inflación interanual más alta al cierre del mes de agosto de este año. Le lleva 16,5 puntos porcentuales a México, el segundo en Latinoamérica.

Dos variables que preocupan a los gobiernos de la región son la tasa de interés de intervención que fijan los bancos centrales y la variación de precios de los alimentos. Un sondeo realizado por por el diario colombiano La República (LR) compila estos dos datos en los principales países de la región con el fin de comparar hacia dónde van sus políticas económicas.

“La inflación interanual ascendió debido a la salida del registro atípico de agosto del 2016 de la base de comparación”, explicó el Banco Central de la República Argentina, el cual determinó que la tasa de intervención iba a ser de 26,25% para contrarrestar los efectos del alza en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Según el reporte del Instituto Nacional de Estadística (Indec) para agosto, el rubro que mayor variación tuvo fue la salud con 2,5 por ciento. Le sigue el de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles con 2,2%; y alimentos y bebidas no alcohólicas con 2,1 por ciento.

Según, Gustavo Acuña, profesor de finanzas de la Universidad Nacional, la cifra elevada de inflación se puede mantener por un mayor plazo puesto que “el presidente Mauricio Macri es un fiel admirador de la apertura de los mercados y su política económica es neoliberal”.

Con el registro de agosto la inflación acumula en el año 15,4 por ciento. Debido a esta situación, la autoridad monetaria consideró “apropiado mantener su sesgo contractivo y enfocar sus esfuerzos en finalizar el año con una inflación acercándose a 1% mensual, de manera que sea consistente con la meta del 2018 de 10% más menos 2 por ciento”.

Martín Cáceres, docente de economía del Politécnico Grancolombiano indicó sobre Argentina y México que ambos países “tienen mucho riesgo”. El experto agregó que “la tasa de interés tiene un componente de riesgo que incluye la tasa de los bancos por captaciones y el cubrimiento de la inflación para mantener los saldos con el fin de que las personas no pierdan el poder adquisitivo”.

México, por su parte, presenta una inflación anual de 6.60%, un nivel que no se veía desde hace 16 años. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el alza anual de mercancías subió a 6.51% en agosto desde 6.42% en julio, mientras que los precios de servicios llegaron a 3.72% desde 3.68% en el séptimo mes del año.

Este fenómeno lo explica la Junta de Gobierno del Banco de México diciendo que la inflación “capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, específicamente en el rubro de mercancías, e incorpora los precios no volátiles como alimentos procesados, bebidas y tabaco”. De igual forma señaló que aunque la tendencia es al alza, su ritmo de crecimiento se ha moderado debido a la desaceleración en las variaciones anuales de los precios de los productos.

En el tercer lugar de la región se encuentra Uruguay con una cifra de 5.45% para el mismo periodo, es decir que aumentó 0.21 puntos porcentuales respecto a julio (5.24%). Para este caso los rubros que más subieron en el periodo estipulado fueron salud (1,63%); muebles y productos para el hogar (1.71%); y alimentos y bebidas no alcohólicas (1.3%). En cuanto al indicador del mes, que se ubicó en 0.77% con esto la inflación sigue en el rango meta establecido por el Banco Central de Uruguay entre 3% y 7%, indicó el diario El Observador. De esta manera, la entidad estableció una tasa de intervención proporcional de 5% para el mes.

A Uruguay le sigue Colombia con 3.87%, lo que señala que está nuevamente dentro del rango meta del Banco de la República. El país presentó una variación de 4.22 puntos porcentuales menos que lo registrado en el periodo del año anterior cuando fue 8.10 por ciento. Esto se debe, fundamentalmente, por el grupo de educación que tuvo un mayor incremento en su variación (7.40%) frente al mismo periodo del año anterior cuando fue 6.46 por ciento.

Ante estos indicadores, “el Emisor debe ayudar en la disminución del ritmo de crecimiento de la economía por lo que el Gobierno tiene que estimular el crecimiento de la economía”, recalcó Acuña. Hoy la tasa de intervención está en 5.25% y para los analistas este sería el tope de reducción para que la gente siga consumiendo.

Por el contrario, en agosto Bolivia registró la mayor alza de inflación que se ubicó en 0.79%, indicó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Con esto, la inflación interanual llega a 3.25 por ciento. El país espera que la inflación de este año no exceda 5% ya que en el 2016 el registro fue de 4 por ciento. Al igual que con los otros países, el Banco Central de Bolivia se encargó de mantener las tasas de interés en un nivel que concordara con el IPC por ello la ubicó en 3.03 por ciento.

En este periodo la inflación de Brasil se ubicó en 2.68% y la de Paraguay en 2.40 por ciento. Por debajo de 2% están la de Chile con 1.9% y Ecuador con 0.28 por ciento.

El Gobierno “debe mantener la tasas internas paralelas a las externas para que los capitales no salgan en masa y tampoco entren muchos”, dijo Cáceres al comparar las políticas que han tenido los gobiernos de cada país de la región.

Por su parte el Banco Central de Chile mantuvo las tasas de interés en 2.5%, con esto completa cuatro meses sin modificarlas. La decisión no fue sorpresiva puesto que tras el Informe de Política Monetaria, los expertos esperaban que siguieran fijas. “Las cifras de septiembre son coherentes con el escenario base y el impulso monetario allí delineado. Esto es, una tasa que se mantendrá en torno a sus niveles actuales y que comenzará a aumentar” solo cuando la economía cierre la brecha de actividad, informó la entidad en un comunicado.
Fuente: eleconomista.mx