(Sin fines de lucro)

martes, 19 de septiembre de 2017

Las aseguradoras en América Latina crecieron 1,2% en 2016

Durante el 2016, el mercado total de seguros en los países de América Latina alcanzó los 146.700 millones de dólares, lo que significó un crecimiento real respecto del 2015 de 1,2%, indicó Manuel Aguilera, director general del Servicio de Estudios Mapfre.

“El crecimiento general de las primas, de 1,2% real, estuvo integrado por un aumento positivo en los seguros de vida de 47% y de un de crecimiento de 3,1% en el caso de los seguros de no vida”, precisó el experto en un webinar realizado por Fundación Mapfre.

Del total de las primas del 2016, agregó, 55% corresponden al sector de seguros de no vida y 45% restante a los seguros de vida. Explicó que los seguros del rubro de no vida están más ligados al comportamiento económico en general, lo cual explica su disminución en el 2016 ya que la economía de la región no fue la mejor.

“La economía latinoamericana, en el 2016, llegó al punto más bajo en términos de desempeño a lo largo del periodo poscrisis del 2008. En América Latina, como gran parte de las regiones del mundo, la crisis empezó a tener efectos importantes a partir del 2010”, acotó.

Por su parte, el comportamiento de los seguros de vida está relacionado con las tasas de interés que, en la mayor parte de la región, tuvieron niveles muy altos, ello como una estrategia, por parte de los bancos centrales, para intentar contrarrestar el efecto de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos.

Asimismo, precisó que el tamaño de los mercados obedece al de las poblaciones, pero en todos los casos, por ejemplo, Brasil se colocó como el mercado más importante de la región el año pasado, con una base poblacional amplia; Colombia, por su parte, tiene una base poblacional mayor a su participación en el mercado, mientras que en Chile el mercado asegurador es más grande que su población.

En lo que se refiere a la penetración, Manuel Aguilera indicó que al cierre del 2016 la penetración del seguro en América Latina representó 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB), un máximo histórico en la región.

“A lo largo de la última década, la penetración del seguro como proporción del PIB tiene una tendencia positiva que muestra que la industria aseguradora va siendo cada vez más importante en el funcionamiento de la economía regional”, aseguró.

Aunado a lo anterior, una segunda cuestión tiene que ver en cómo están convergiendo las penetraciones de los seguros de vida y no vida. “Hace 10 años claramente la penetración de los seguros de no vida era mayor que los de vida y esta brecha se ha venido cerrando lo que habla, por otra parte, de un proceso de maduración y sofisticación de los mercados latinoamericanos”, indicó.

El país que tiene el mayor nivel de penetración es Puerto Rico con 12,7%, esto debido al programa de seguros de salud que la industria aseguradora gestiona y donde hay una importante participación de fondos gubernamentales. México, por su parte, queda muy lejos de la penetración de la isla ya que sólo representa 2,3% del PIB.

Tipo de cambio pega
Por otro lado, Manuel Aguilera aseveró que es importante tener en cuenta para el primaje de la región el efecto del deterioro del valor de muchas de las monedas en los países de América Latina respecto del dólar.

Indicó que al analizar el crecimiento del sector asegurador se ven dos cosas “si bien es cierto que analizados en términos de dólares los países que tuvieron una mayor afectación en su tipo de cambio presentan crecimientos negativos, como en el caso de México y Colombia, cuando se analizan los mercados en sus monedas locales, incluso en términos reales, el saldo es positivo”.

Lo anterior, añadió, quiere decir que el deterioro de la economía en la región durante el 2016 tuvo un impacto importante en los seguros de no vida; no obstante, se espera una reactivación económica este año, lo que también beneficiará al sector asegurador.

“Debido a su característica pro-cíclica, se prevé que la actividad aseguradora en la región se expanda impulsada por la reactivación del crecimiento económico; no obstante, una mayor desaceleración de China y una más rápida normalización de la política monetaria de Estados Unidos son dos riesgos hacia delante”, advirtió.

economiavirtual.com.py