(Sin fines de lucro)

lunes, 4 de septiembre de 2017

Proyecto de PGN 2018 prevé menos recursos tributarios para gastos salariales

El Proyecto de Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2018 (PGN 2018) presentado por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional contempla una reducción en la relación de los gastos salariales con respecto a los ingresos tributarios percibidos por el fisco. 

Actualmente, G. 74 de cada 100 de impuestos recaudados se destinan para al financiamiento de gastos salariales y se prevé que esta relación disminuya a G. 73 por cada G. 100 en el proyecto del PGN 2018.

Esto permitirá al Estado contar con recursos adicionales para el financiamiento de áreas sociales, como ser Adultos Mayores, las transferencias condicionadas y la construcción de viviendas dignas para las familias de escasos recursos. En esta línea, el Gobierno viene implementando una política de contención de los gastos salariales a fin de re-direccionar mayores recursos a sectores vulnerables. 

Es así que en el 2016 se produjo un hecho histórico, ya que el gasto salarial tuvo una caída del 0,04% con respecto al año anterior, hecho sin precedentes desde que el país tiene estadísticas fiscales (45 años). 

Es de señalar que, en el 2013 de cada G. 100 de los impuestos G. 85 absorbían los salarios. Se han realizado esfuerzos importantes para ir bajando esta relación hasta llegar a G. 74 por cada G. 100 recaudados en el 2016 y este año. 

La contención del gasto corriente del funcionamiento del Estado, especialmente, el gasto salarial se ha complementado con el mejoramiento de los controles en el proceso de la recaudación tributaria. El objetivo final de esta política de administración es mejorar la calidad del gasto y ofrecer mejores bienes y servicios a la ciudadanía. 

La mejora en la calidad del gasto se ha plasmado a través de la reestructuración del Presupuesto General de la Nación, a partir del 2014, con el objetivo de priorizar la atención de sectores vulnerables. Se busca destinar mayores recursos a programas sociales como educación, salud y construcción de viviendas dignas para familias de escasos recursos.