(Sin fines de lucro)

lunes, 23 de octubre de 2017

El ahorro, un hábito que crece

La cultura del ahorro no es muy común en la idiosincrasia paraguaya, y coloquialmente, a menudo se dice que esto proviene de los genes guaraníes, de pueblos que buscaban el alimento día a día, para pasar el día.
Sin embargo, generación tras generación se fueron incorporando hábitos nuevos, y en los últimos años, se han observado ciertos indicadores que demuestran que la conciencia en torno al ahorro va ganando protagonismo.
 
Uno de estos indicadores son los datos que arroja la Superintendencia de Bancos del Banco Central del Paraguay sobre los depósitos en entidades bajo su supervisión, ya que en un periodo de 4 años (2011 a 2015) los mismos crecieron en torno al 95%, demostrando una clara tendencia hacia este tipo de ahorro. Por otro lado, durante un estudio realizado en una feria de viviendas, se consultó a 300 personas sobre el ahorro y el 88% de los encuestados manifestó el hábito de ahorrar.
 
El Banco Central también presentó en el 2014 una encuesta de Inclusión Financiera, en la cual, de mil personas encuestadas, el 39% afirmó haber guardado dinero en el último año. Si bien son números mejorables, acompañan la tendencia hacia la adopción del ahorro como práctica necesaria.
 
Ahora bien, del 39% de los ahorradores, solo el 14% de guardó su dinero en entidades financieras, lo cual puede darse por desconfianza en los productos financieros para este fin; por la falta de acceso a ellos o por otros factores particulares. Entre los productos financieros elegidos, el  ahorro a la vista es el que tiene mayor preponderancia.
 
Ya en el 2013, el entonces Gerente de Estudios Económicos del BCP, Carlino Velázquez, declaraba: "La gente en Paraguay no ahorra a plazos, el 75% de los ahorros están a la vista, y ese es un gran problema, y es un problema que viene del pasado y quizás no hay todavía suficiente confianza en el sistema". Esto es un problema porque al elegir esta opción se renuncia a la posibilidad de acceder a mejores intereses a largo plazo.
 
Proyectar a largo plazo
Hoy en día, las opciones se van multiplicando. Al ahorro a la vista y a plazo, se suman también los CDA, los sistemas de ahorro programado e incluso, el Ahorro en Ladrillos. Algunas más complejas o sofisticadas que otras, pero todas orientadas a un grupo de personas que busca sacar provecho de sus ingresos, planificando un futuro.
 
Ahorrar pensando a largo plazo es el desafío para las familias paraguayas, ya que a través del mismo pueden planificar un futuro no solo para ellos sino para las generaciones futuras. En este escenario, el ahorro inmobiliario se constituye en uno de los más importantes. Según una encuesta realizada a finales del año pasado, de 300 encuestados, el 87% pagaría un inmueble a mediano plazo con una cuota mensual como inversión para el futuro de sus hijos o para sus futuros ingresos.
 
Los especialistas recomiendan elegir un sistema que permita valorizar el ahorro con un beneficio tangible para no perder el hábito, como es el caso de los depósitos a plazo, los ahorros programados que pagan intereses y el más tangible, los sistemas de ahorro en ladrillos. Este último, como mencionan representantes  Fortaleza, compañía que desarrolla este sistema: "permite materializar los ahorros en un producto concreto, no pierden su valor con el tiempo y constituyen un bien para toda la familia y su descendencia, además de ser un respaldo"   
 
Los sistemas de ahorro en ladrillos son una forma de ahorro programado con un producto inmobiliario específico, constituyendo una alternativa accesible, que no endeuda, sino que permite capitalizar el dinero en ladrillos con un aporte mensual accesible. Fortaleza, compañía que lleva 25 años desarrollando el ahorro en ladrillos en el país, manifiesta que cada vez son más los paraguayos que optan por esta forma de inversión: "Nos sentimos orgullosos de cumplir años llegando cada vez a más paraguayos, porque lo que buscamos es brindarles la oportunidad de planificar el futuro sin dejar de disfrutar del presente, ya que los montos son fijados teniendo en cuenta los ingresos reales del mercado".
 
Este tipo de productos permiten el acceso a oportunidades para las familias, las cuales hoy necesitan opciones que se adapten a su realidad y que les permitan acceder al sistema financiero con confianza y un retorno conveniente.  Además, incentiva la cultura del ahorro, demostrando que el mismo rinde sus frutos.

economiavirtual.com.py