(Sin fines de lucro)

lunes, 2 de octubre de 2017

El MTESS ofrece asesoramiento a mujeres del trabajo doméstico

Al Departamento de Servicios de Atención de Asuntos Laborales de la Dirección General de Promoción a la Mujer Trabajadora, recurren numerosas mujeres para solicitar apoyo en sus demandas.

En el Departamento de Servicio de Atención de Asuntos Laborales de la Dirección General de Promoción a la Mujer Trabajadora se presenta una trabajadora doméstica de 65 años de edad, con una antigüedad de 15 días, con un salario de Gs. 800.000, cumpliendo horario de 06:00 a 20:00, de lunes a sábado. No cuenta con IPS, cumple con las funciones de limpieza, la misma manifiesto que estaba limpiando el patio y puso una silla para que el perro de la empleadora de la raza Pitbull, no se escape; el cachorro era astuto y logro escaparse, al enterarse la empleadora maltrata a la empleada en forma verbal, quien sintiéndose mal por lo sucedido, decidió retirarse de su trabajo. Comento también que en esos 15 días no comía nada, apenas almorzaba un sándwich. La trabajadora solicita asesoramiento y audiencia de mediación para ver su situación laboral.

Asesoramiento:
1- El periodo de prueba del personal doméstico es de 30 días, antes de eso cualquiera de las partes pueden dar por terminado el contrato sin responsabilidad alguna.

2- En el caso de trabajadores domésticos sin retiro, no deben trabajar más de 8 horas diarias o 48 horas semanales, si el trabajo fuese diurno, y si el trabajo fuese nocturno la jornada no debe sobrepasar las 42 horas semanales o 7 horas diarias.

3- Las horas extraordinarias deben ser retribuidas como tal, teniendo como base de cálculo el jornal mínimo que le corresponde por horas trabajadas.

4- Se elabora liquidación correspondiente al cobro de los días trabajados en base al salario mínimo domestico de Gs. 1.224.674 y aguinaldo proporcional.

5- Se le asigna una fecha de audiencia para una mediación para solicitar los beneficios sociales que le corresponden a la trabajadora.

Resultado: En la audiencia de mediación se presenta el trabajador y la empleadora, ambas partes conversan, la empleadora le abona la suma reclamada.

Culmina con el acuerdo entre las partes y se les provee el CONTRATO DOMESTICO.
Fuente: MTESS